• Inicio
  • /
  • Cine
  • /
  • Rodajes olvidables de películas inolvidables

Rodajes olvidables de películas inolvidables

El pasado sábado O moucho Pensante nos contó los inconvenientes que surgieron en el rodaje del clásico El Exorcista. Evidentemente, no fue el único caso, hubo muchas películas que llegaron a ser desastrosas, a pesar de su posterior éxito.

Es evidente que hacer una película no es una tarea fácil, hay rodajes que pueden ser interminables, devastadores… o mortales. De hecho hay películas que tuvieron más fama por la dificultad de su realización que por la historia en sí. Lo que está claro es que estos incidentes no le vienen nada mal a la película, sin duda, puede llegar a ser una valiosa herramienta de marketing que eleva el filme a lo más alto.

foto-de-cine-tres-hombres-y-un-biberon-original-19059-mla20165165963_092014-f-1

Un ejemplo en el que el mito supera a la calidad del filme lo podemos ver en la película Tres solteros y un biberón, esa historia básica que protagonizaron Tom Selleck, Ted Danson y Steve Guttenberg (el protagonista de la terrible Loca Academia de Policía). El filme se puede definir como la típica comedia “fresca” ochentera con un guión bastante simple que no va más allá de lo que puede debido a su falta de originalidad. Pero fue poco después de ser editada en video (que curiosa coincidencia…) cuando surgió la absurda teoría sobre una escena donde se podía ver en el fondo la silueta de un niño… vamos, que los más listos dijeron que podía ser un fantasma. Se investigó al respecto y se supo que años atrás un niño había muerto en ese edificio y, claro, el pobre chaval vio que estaban haciendo una peli para mostrarse como ente…Frikis…

Toda la teoría se vino abajo cuando por fin se vio que el supuesto fantasma es la figura a tamaño real que Ted Danson había llevado a la casa. Vamos, que ni fantasmas ni cosas raras. Eso sí, gracias a esa tontería la película alcanzó el éxito. La cadena EITB lo explica perfectamente en el vídeo que os dejo a continuación

Volviendo al tema de los rodajes problemáticos, a continuación os voy a contar las más conocidas, y las que a mi me parecen interesantes, claro:

Apocalypse Now: Cuando Olga pasa a saludar

apocalypse-now-y-el-corazon-de-la-tinieblas

La película perfecta de la época de Vietnam, Francis Ford Coppola nos contó la famosa historia tan explotada por los yanquis (tanto como en España la Guerra Civil…) con unos personajes perfectamente elaborados, quiénes con vibrantes diálogos nos trataban de mostrar la verdadera situación de la guerra (de hecho, el director dijo de la película: ”esta película no es sobre la guerra de Vietnam, es sobre Vietnam”). Una de las escenas que más me gusta de la película es en la que sale el propio director rodando un documental. Sin duda, es una ironía perfecta  que representaba a los americanos. Nos recuerda el modo en el que el gobierno americano trata de retocar la situación buscando el lado heroico de sus ciudadanos (un ejemplo más actual lo podemos ver en la divertida película de Robert De Niro y Dustin Hoffman La Cortina de Humo).

Pero esta película también es muy conocida por todas las caóticas situaciones que sucedieron en el rodaje. Por lo que se llegó a decir, el rodaje fue agobiante, todo el equipo se pasaba el día drogado y los problemas no paraban de aparecer.

El filme no empezó bien, ya que no pudieron ir a rodar a Vietnam, por lo que cambiaron el escenario a Filipinas. Nada más llegar, el Tifón Olga destrozó el set de producción.

 La primera escena, en la que Martin Sheen bailaba borracho frente el espejo, fue el siguiente escalón. Al final del baile, golpea el espejo y se corta la mano con los cristales. Algo que podemos ver como normal, sino fuese porque el actor golpeó realmente el espejo, cortándose la mano. Se cree que fue porque estaba realmente drogado en la escena para así poder meterse en el personaje; eso dice él…

Pero no tenemos que irnos muy atrás en el tiempo para encontrarnos con una situación similar, ya que Leonardo Di Caprio hizo lo mismo en el magnífico western de Tarantino Django. Ocurrió en la escena donde el actor golpea con la mano el vaso y se corta; de hecho, esa escena no estaba en el guión, fue cosa de Leo, pero Tarantino no quiso parar y pidió a su equipo que siguiese rodando.

Pero volviendo a Martin Sheen, se dice que durante el rodaje sufrió un infarto y estuvo a punto de morir, Coppola fue junto a él y le dijo: “aquí no se muere hasta que lo diga yo”. Eso es un Grinch de diccionario…

Una de las escenas más míticas de la película es el diálogo que mantiene Marlon Brando con el protagonista. Un loco perfecto que muestra todo el dolor que sufre en su rostro y trata de transformarlo en locura; todo un espectáculo, una interpretación única. Curiosamente todo el diálogo es una brillante interpretación del actor, ya que lo improvisó todo porque no era capaz de aprenderse las frases. A Dennis Hopper le pasaba lo mismo, pero su problema era más bien por exceso de drogas, que le mantenían en una situación complicada. Un rodaje de 2 semanas que tardó 3 años, y un enorme agujero en el bolsillo… De hecho, Coppola llegó a hipotecar su casa. Yo me alegro que la hayan podido hacer.

Poltergeist, la muerte está llamando a tu puerta

1432459352_551229_1432461837_sumario_normal

Nunca me gustaron demasiado las películas de terror, pero eso no quiere decir que no sepa valorar grandes películas como El exorcista o clásicos del cine de los 80 como Poltergeist.

Muchos recordamos Poltergeist como esas películas de tu infancia que te dejaban sin dormir unas cuantas noches. Una terrorífica niña era el nexo entre dos mundos… aún recuerdo el momento en el que la protagonista dice: “Ya están aquí…”. Pues el rodaje no fue un camino de rosas, de hecho se llevó a más de uno.

La niña protagonista se estrenaba con esta película ya que Spielberg se enamoró de ella nada más verla. Al día después de terminar el rodaje, comenzó a sentir unos dolores en el estómago…  Ese mismo año falleció con tan sólo 12 años debido a la enfermedad de Crohn.

Pero ahí no acaba todo, resulta que la actriz que interpretaba a su hermana, Dominique Dunne murió asesinada por su celoso novio, que estaba obsesionado con ella… ¿Casualidad? Esperad, que sigo…

Will Sampson participó en la segunda parte de la película (sabiendo lo de las muertes, y se la juega…tiene cojones). Acabado el rodaje el actor enfermó, tuvieron que hacerle un trasplante de corazón y riñón. El pobre hombre no lo resistió y falleció. Pero, emulando a Super Ratón, os digo: “no se vayan, que aún hay más…”

En esta segunda parte Julian Beck interpretaba al villano de la película, un reverendo malvado. Él tampoco se salvó, al terminar el rodaje murió de cáncer…

Y ahí acabo todo, en la tercera parte no murió nadie; creo que con estas son suficientes…

Y os dejo el Bonus track, que ocurrió durante el rodaje de El Cuervo. Brandon Lee, hijo del gran Bruce Lee (¿has sido agua ya?) fallece durante el rodaje de la película en un tiroteo donde no todas la balas eran de fogueo (curiosamente Michael Massee, el actor que mató accidentalmente al protagonista del filme, falleció el jueves pasado). El director, ni corto ni perezoso, no quiso dejar la película a medias y rodó las escenas que quedaban a ordenador…Todo sea por el cine…

cuervo

Escena de la película donde falleció Brandon Lee

Alforfones on FacebookAlforfones on Twitter
Alforfones

¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!

Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: “las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno”


¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!
Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: “las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno”

A %d blogueros les gusta esto: