• Inicio
  • /
  • Cine
  • /
  • ¿Y porqué no dedicarle un post a Ricky Gervais?

¿Y porqué no dedicarle un post a Ricky Gervais?

Pues sí, que no todos van a ser estrellas míticas del celuloide, de vez en cuando merece la pena hablar de esos gustos personales que tenemos cada uno (yo tengo unos cuantos). Hoy quiero dedicar este post a un buen actor, un director interesante y un grandísimo guionista: Ricky Gervais.

Podría comenzar diciendo que el polifacético realizador inglés nació en 1961 en Reading, un pueblo de Reino Unido (esa época en la que Brexit era únicamente una palabra extraña), o que comenzó su carrera en 1983 con un dúo musical, pero eso ya lo podéis leer en la Wikipedia. Ricky Gervais puede considerarse un músico, director, guionista y actor (en algunos campos mejor que en otros) que juega con el humor negro hasta límites insospechados.

De hecho siempre tuvo bastantes problemas a lo largo de su carrera, el momento más conocido fue quizás durante los globos de oro 2011; Ricky Gervais sorprendió a todos con un monólogo tan brillante y a la vez tan políticamente incorrecto que dejó a Hollywood con la boca abierta. De hecho, iba a presentar también los Oscar ese año, pero los jefazos decidieron prescindir de sus servicios ya que sus monólogos eran demasiado atrevidos, no vaya a ser que mucha gente se ofendiese…

La verdad es que el monólogo durante ciertos momentos roza el límite de la falta de respeto, no sólo porque se meta con Hugh Hefner o con Charlie Sheen, alguien muy habitual en los chistes de la época, sino porque dice una frase para mi brillante: “‘¡Te quiero Phillip Morris!’ es una película en la que dos heterosexuales interpretan a dos gays, al contrario que algunos famosos cienciólogos”. Un mensajito a actores como Tom Hanks o John Travolta; aunque yo creo que va dedicado a Tom Cruise. A continuación os dejo el monólogo:

A pesar de que ya era algo conocido por su gran papel en la serie original inglesa The Office y que había presentado los premios el año anterior; gracias al incorrecto monologo, el realizador inglés se dio a conocer, ya empezaban a hablar de él en Hollywood, saliendo en todas las noticias al día siguiente. De hecho repitió en 2012 y en 2016. Era el presentador ideal para la prensa extranjera de Hollywood en los Globos de Oro, pero demasiado atrevido para los Oscar.

Durante toda su carrera, Ricky Gervais nos regaló diálogos geniales, con una interacción de los personajes que muestran ese humor absurdo y negro, tocando temas bastantes controvertidos como el SIDA o el holocausto. Precisamente mi monólogo favorito del realizador es el llamado “Tiburones y nazis”. Un tema bastante delicado, los nazis, algo muy arriesgado teniendo en cuenta que llega a tocar el tema del holocausto. Mi parte favorita es la escena en la que Hitler y Nietszche mantienen una hipotética conversación. En este texto, llega a rozar temas que afectan a bastante gente, pero consigue llevar el absurdo a tal nivel, que puede llegar a verse tan sólo un chiste atrevido. Os dejo el que tal vez sea mi monólogo favorito:

Pero no sólo de monólogos vive el realizador, ya que llegó a hacer series y participar en películas, aunque con desigual fortuna. En el campo del cine poco se puede salvar, ya que la mayoría de las películas son Blockbusters que buscan una buena recaudación en taquilla, ejemplos como Noche en el Museo o Spy kids 4 son los más conocidos. Hay un solo caso en el que el realizador decidió atreverse con un guión propio y dirigir él mismo la película. El Arte De Mentir es una comedia con un argumento de lo más original. En un universo paralelo en el que no existe la mentira  y todo el mundo dice la verdad, un ciudadano, tras un efecto extraño en el cerebro, descubre como mentir, consiguiendo así encontrarse con situaciones de lo más peculiares. Mi escena favorita es en la que explica quien es Dios a un grupo de gente. Os la recomiendo para un domingo por la tarde.

Actores de renombre como Edward Norton, Jennifer Garner o Rob lowe participaron en la película. El problema del filme es que a fin de cuentas, acaba siendo una comedia romántica muy americana, demasiado comercial; por esa razón no tuvo demasiado éxito (se nota a leguas que los productores obligaron a Ricky Gervais a meter esos clichés).

Con respecto a las series, la cosa cambia y mucho. Sobre todo porque el realizador tuvo la suerte de mostrar sus trabajos en la cadena inglesa BBC, un canal público (como La 1 en España) que se arriesga con producciones de lo más atrevidas, vamos lo que La 1 no hará en la vida…  Como ya os comenté unos párrafos atrás, Ricky Gervais se había dado a conocer con su papel en The Office, un personaje caótico y alocado que más tarde malinterpretó Steve Carrell en la floja versión americana (Salvo en Miss Pequeña Sunshine, no me gustan nada las películas de este actor). Por cierto, el guión de la serie inglesa es de Ricky Gervais, ya comenzaba a apuntar maneras.

Tras la cancelación de The Office en el año 2003, hubo que esperar dos años para volver a ver al cómico en la pequeña pantalla. En este caso, se metió en el mundo de los figurantes en la serie Extras, en la que interpreta a un figurante de cine que se dedica a participar en grandes producciones. La serie duró poco, tan sólo dos temporadas, pero era bastante original. En cada capítulo la estrella invitada era un actor conocido interpretándose a si mismo, salieron estrellas como Ben Stiller o Samuel L. Jackson, entre muchos otros.

En el años 2011,  se atrevió con una prducción de lo más peculiar: Life´s Too Short, que consistía en una especie de falso reality en la que una cámara sigue al actor Warwick Davis, el enano conocido por protagonizar la mítica aventura medieval Willow o por su papel de Ewok en El Retorno del Jedi. En este caso, el realizador, al igual que el protagonista, se interpreta a sí mismo. Como ocurrió en su serie anterior, en todos los episodios aparecían estrellas invitadas. Mi diálogo favorito es el que mantienen con Liam Neeson en el que el famoso actor les dice que quiere dedicarse a la comedia. Curiosamente, al ver la escena, te das cuenta que el protagonista de Gangs of News York es un gancho perfecto para la comedia. Como en casos anteriores, Ricky Gervais se arriesga con temas que rozan lo políticamente incorrecto. Os dejo a continuación la escena:

Pero tal vez mi personaje favorito de toda su carrera es el que interpreta en Derek; una producción inglesa en la que el realizador mezcla la verdadera tragedia con ese siniestro humor que le caracteriza. Derek es un enfermero con una enfermedad cognitiva que roza el autismo, trabajando en una residencia de ancianos. El realizador utiliza el falso documental que tanto se puso de moda tras Modern Family y nos presentan a personajes de lo más surrealistas. Lo más curioso de la serie es que te puedes encontrar con un encargado de mantenimiento de lo más peculiar, o un borracho vago que sobrepasa los límites de la desgracia. Pero lo que más llama la atención de la serie es su drama; la bondad e inocencia del protagonista nos muestra momentos de lo más tiernos y desesperados que a más de uno o una les sacará una lágrima.

Hay varias escenas conmovedoras en la serie, como por ejemplo la que se puede ver en el capitulo final de la primera temporada; pero la que más me marcó a mi fue la del capitulo 6 de la segunda temporada. En este caso, podemos ver la terrible situación que vive el inocente protagonista, gran fan de los animales, al ver como van a sacrificar a su mascota favorita porque le habían detectado cáncer Una escena que cuenta con la espectacular interpretación del actor. Si sois capaces de verla sin soltar una lágrima…es que no tenéis corazón(Si no puedes ver el vídeo, puedes verlo en https://www.youtube.com/watch?v=BykWC4wrxrM&t=998s a partir del minuto 14:30):

Bueno, pues ya veis que de vez en cuando merece la pena hablar sobre profesionales que, a pesar de no ser grandes estrellas, nos pueden regalar buenos momentos. Así que espero que le deis una oportunidad, sobre todo a Derek, una de las series más brillantes que se hicieron en los últimos años.

Alforfones on FacebookAlforfones on Twitter
Alforfones

¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!

Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: “las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno”


¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!
Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: “las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno”

A %d blogueros les gusta esto: