• Inicio
  • /
  • Cine
  • /
  • Tres pecados confesables en el mundo del cine

Tres pecados confesables en el mundo del cine

Suele pasar que de vez en cuando, se nos da por tener conversaciones de cine con otra gente. Durante esos momentos, la gente habla de películas bien por lo buenas que son, bien porque son terroríficamente malas. Pues si, queridos lectores, yo soy de esos que cuando hablan de una película para machacarla, de vez en cuando suelto la frase: ”pues a mi me gustó…” Algunas veces con la boca pequeña, pero en otros casos hinchando el pecho y mostrando orgullo por ser de los privilegiados que pudo disfrutar de una mala película.

Estas son los pequeños pecados confesables que puedo contaros con respecto el mundo del cine. Por lo tanto, aquí van las películas que, a pesar de ser bastante malas, a mi no me disgustaron. Evidentemente, cada uno de nosotros tenemos nuestros propios pecados, y generalmente suelen ser lo más variopintos.

Starky y Hutch

Lo sé, la película es muy mala, de hecho el argumento es de lo más simplón y aburrido. La historia se basa en los buenos, el malo, el supermalo y tonterías muy de cliché por medio. Pero oye… a mi me gusta. Me encanta la ambientación de la película tan exageradamente hortera y, sobre todo, el vestuario de los personajes. La verdad es que, aún sabiendo que los chistes iban a ser muy básicos y se olían a leguas, me reí y no me resultó nada aburrida.

Me gusta mucho el dúo Wilson – Stiller, ya lo iréis comprobando unos párrafos más abajo. No nos muestran unos grandes personajes, tal vez no sean los mejores papeles de los actores; pero no llegan a resultar pedantes. Eso sí, sin duda el mejor personaje del filme es el que interpreta Will Ferrell, el cual comparte una desternillante escena en la prisión con el dúo protagonista. La verdad, no me parece una película terrible, tal como he oído decir por ahí. De hecho, he tenido que soportar bodrios peores como Titanic, y he conocido a gente que ha salido orgullosa del cine mostrando una gran sonrisa.

Con respecto a la Banda Sonora, creo que está muy lograda, con canciones acorde a las escenas y a la perfecta ambientación. Grandes temas como Folsom Prison Blues del magnífico Johnny Cash u Old Days de James Pankow encajan perfectamente en este despropósito de lo más curioso. Os dejo el gran tema de Johnny Cash a continuación:

Si véis la película, no vayáis con la esperanza de ver una gran historia, pero disfrutadla como un entretenimiento de un par de horas. De hecho, es una de las principales razones por la que se hace cine, para entretener…

Seguimos con Ben Stiller

Otro pecado confesable que he de reconocer es que me gusta otro de los filmes del gran Ben Stiller: Zoolander. Cierto es que la película no deja de ser una simple comedia en la que se buscan más las poses que los chistes, algo que no deja de ser lo que comúnmente llamamos “payasada”, pero creo que la idea es bastante original.

De hecho, ver una comedia sobre modelos, algo que no se hizo nunca, y juntarlo con un guión soez y burdo, casi sin ningún toque original, deja todo el trabajo a la interpretación del reparto. Sin ninguna duda, Ben Stiller se consagra en este filme. Eso sí, es evidente que a lo largo de la película, el actor realmente disfruta con este personaje; y por esa razón consigue añadirle ese toque amanerado junto a esa inocencia bañada de idiotez, para formar una especie de mezcla que acaba sacándote unas carcajadas.

Hay muchísimas escenas míticas en esta película. De hecho, con muchas de ellas podrías sacar mínimo una obra de teatro. Pero quizás la que más gracia me hizo de todas fue el momento en el que los compañeros de piso del protagonista juegan en la gasolinera mientras disfrutan bebiendo ese curioso frapuccino de naranja y mocca. El final es de lo más inesperado, disfrutadla.

Al igual que con Starky y Hutch, no os esperéis una gran película si decidís verla, pero os aseguro que, una vez la véias, os pasaréis un buen rato frente al espejo intentando hace la mirada Magnum (es lo más…).

Tenía que ponerla, no aguantaba más

Dejo para el final una de las películas que más controversia provocó últimamente: Batman & Superman. Podría contar con los dedos de la mano la gente que coincidió conmigo en la calidad de este filme. Porque yo os reconozco, sinceramente, que me gustó, y mucho.

Me encantan los protagonistas. En el caso de Superman, el famoso personaje de los cómics se ha convertido en uno de mis superhéroes favoritos que han saltado al cine. Se acabó el valeroso héroe repeinado que utiliza una obsoleta cabina para convertirse en un hombre a un pijama azul pegado. En este caso, vemos a un hombre indestructible por fuera, pero herido por dentro. Se puede ver como el famoso alienígena no encaja en nuestro planeta, todavía no puede superar la angustia provocada por una sociedad racista, temerosa de que cualquier día el hombre de acero acabe con ella. En el nuevo Superman se puede ver ira y dolor, podría llegar a aparentar ser un antihéroe sino fuese por esa insistencia en ayudar al ser humano (más que recomendable la película El Hombre de Acero para poder entender a este nuevo personaje). El actor que lo interpreta, Henry Calvin, consigue construir a ese héroe oscuro derrumbado por el egoísmo de los humanos. Por cierto, si os gustó este actor, no os perdáis operación UNCLE; donde interpreta a un espía Inglés de lo más interesante; fue verla y pensar en él como el próximo James Bond, lo clavaría….

Con respecto a Batman, no me encantó Ben Afflek,su interpretación plana no aportó absolutamente nada al personaje, cualquier otro lo pudo haber hecho mejor. Lo que sí me gusto fue el nuevo Batman que nos han presentado. En este filme, el hombre murciélago no sólo mantiene la dureza y provoca tanto miedo como sus precedesores, sino que además nos presenta suculentas novedades como el uso de armas de fuego, o el manejo de tecnología de lo más variopinta. Quizás vemos a un Batman mucho más humano al que estamos acostumbrados, pero con la sensación de ser mucho más poderoso.

Si con todo esto añadimos el gran acierto de la Mujer Maravilla (tengo muchas ganas de ver su película en solitario que se estrenará en breve), podemos construir, por lo menos, una película entretenida. Eso sí, por mi parte, evitaría en un futuro volver a contar con los personajes de Lois Lane y Lex Lutor, ya que ambos me parecieron pedantes y de lo más exagerados. De hecho, en el caso de Lois Lane, creo que tiene demasiado protagonismo en el filme, y sinceramente, no lo merecía. De Lex Lutor, ya casi mejor ni hablo…

Una de las escenas que más me llamó la atención fue el primer encuentro que tuvieron los protagonistas Lo que más me gusta es la frialdad y tranquilidad con la que Superman se presenta ante el hombre murciélago. El hombre de acero se mantiene firme, con esa temible mirada fría, mostrando su increíble poder casi sin hacer ningún gesto. En este caso es donde realmente Superman demuestra el peligro que conlleva. En otras palabras, que acojona.

Reconozco que el guión tiene bastantes lagunas, ya que quisieron incluir  demasiadas historias en una sóla película, creando una especie de líneas de acción bastante incompletas y si ningún sentido. Yo, a pesar de todo, disfruté mucho viendo a dos superhéroes de mi infancia en una sola película, y me emocioné con la batalla final.

Pues estos son mis tres pecados confesables, nada del otro mundo, ya lo sé, pero seguro que bastante diferentes a los vuestros. Por supuesto, tengo muchos otros, pero esos ya son inconfesables, y no os las pienso contar.

Alforfones on FacebookAlforfones on Twitter
Alforfones

¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!

Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: “las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno”


¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!
Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: “las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno”

A %d blogueros les gusta esto: