Una serie de Catastróficas desdichas o como despertar tu niño interior

Dicen por ahí, he oído rumores, de que sigo demasiadas series, que no podría tener tanto tiempo para verlas todas. Bien, pues es cierto, la verdad, tienen razón. Actualmente estoy siguiendo 60 series, las cuales no puedo tener al día, ya que para eso tendría que dejar de dormir durante un mes, aparte de que he rechazado otras tantas por pereza (grandes series como Vikings o la última temporada de Penny Dreadfull). Tal vez podría dedicar muchísimos post a todas esas series, sobre su calidad o la falta de ella (alguna serie mala sigo, sinceramente…).  Pero prefiero hablaros de un último estreno, que no demasiada gente conoce y que para mi fue una de las más gratas sorpresas del año. Estoy hablando de la magnífica historia de Una Serie de Catastróficas Desdichas.

La historia está basada en una serie de libros infantiles escritos por Daniel Handler allá por 1999. Si sois gente de bien, de esos que acostumbran a leer, os recomiendo que disfrutéis de su lectura. Os vais a reencontrar con vuestro niño interior, a disfrutar con una historia trágica y preciosa al mismo tiempo. Sin duda una gran obra literaria.

En el año 2003, Hollywood decidió que era el momento de hacer una versión cinematográfica para las navidades del 2004; así que llamaron a Jim Carrey para el papel protagonista y comenzaron a rodar el filme. No está nada mal, teniendo en cuenta que la historia es una maravilla y que el papel no le quedaba mal al Sr Carrey. Acertaron con el proyecto, y se sacaron una buena pasta.

El verano pasado, cuando comenzaron a promocionar la nueva versión de la historia, esta vez en formato serie, me entró pánico. Podían coger una gran historia y destrozarla por completo, o quizás mejorarla… Bien, pues sin duda la mejoraron, y mucho. Con esta serie he vuelto a sentir la misma sensación que sentía al leer los libros. Volví a ese momento niño interior y disfruté de cada capítulo.

La serie Una Serie de Catastróficas Desdichas destaca por su originalidad, en todos los aspectos. Estamos viendo un cuento en imágenes, con un bonito colorido y una magnífica ambientación muy al estilo Wes Anderson. Cada una de las escenas de esta serie está perfectamente medidas, con una perfección que llega a crearte una obra de arte. Me gusta mucho el modo en el que nos muestran una especie de mundo lleno de fantasía en el que todo se ve desde otra perspectiva. Me recuerda mucho a otra serie que desgraciadamente pasó inadvertida y que para mi fue una maravilla, una apuesta por un estilo rompedor y muy atractivo. Estoy hablando de Criando Malvas. El colorido y los paisajes surrealistas marcaban cada momento de esta serie con un humor simple que congeniaba perfectamente con la ambientación. Si visteis esta serie y os gustó, vais a disfrutar muchísimo con Una Serie de catactróficas Desdichas.

Uno de mis detalles favoritos en esta serie es el narrador, sin duda lo mejor. A diferencia de la mayoría de las series actuales, que usan una voz de fondo para presentar al narrador, en este caso el hombre que cuenta la historia aparece en medio de la escena para contarnos de un modo muy original el transcurso de la historia. Me encanta cuando ves que en la escena los personajes siguen hablando de un modo secundario para que frente a la pantalla aparezca el narrador y siga contándonos la historia de un modo más resumido. El actor que interpreta el papel, Patrick Warburton, me encanta. Consigue enseñarnos a ese hombre que en ningún momento muestra sus sentimientos,  siempre con un toque rudo y peligroso. La voz del actor mantiene un ritmo firme, en ningún momento llega a resultar tedioso, podrías pasarte horas escuchándolo. En ciertos momentos, tiene la capacidad de modificar dicho tono para contarnos malas noticias, como la tristeza de los hermanos protagonistas, pero siempre con ese detalle cómico que te mantiene atento a cada palabra. De  hecho, en muchos casos incluso nos suelta Spoilers decisivos para el transcurso de la serie, pero en ningún momento logran sacarte del hilo argumental, de hecho mejoran la historia.

Uno de los factores más importantes de la serie es sin duda el reparto. No es nada fácil escoger a un actor lo suficientemente bueno para conseguir interpretar a esos personajes tan excéntricos,  con una fisicidad tan compleja. Afortunadamente, acertaron cin casi todos:

AVISO La escena que viene a continuación corresponde al final de la temporada, por si acaso aviso de spoilers. Está en inglés sin subtítulos, por si acaso. Es sin duda una de mis favoritas. AVISO

Neil Patrick Harris fue la principal razón por la que decidí ver la serie. Creo que actualmente hay pocos actores que puedan interpretar al malvado Conde Olaf tan bien como él. El excentricismo es sin duda el punto fuerte del actor; con este papel nos está mostrando a un malvado personaje, temido por todos los que le rodean, pero a la vez con un toque cómico que nos demuestra que esta serie no sería lo mismo sin él. Cada movimiento, cada disfraz del protagonista se apodera de cada escena y nos da momento inolvidables.

Los niños protagonistas, la verdad, no son una maravilla, todo hay que decirlo…. Pero afortunadamente, su falta de talento se compensa con la brillante interpretación de todos y cada uno de los secundarios que comparten escena con ellos (de hecho, en los últimos capítulos hay uno sorpresa, y no tiene desperdicio…)

No puedo terminar sin hablaros del guión. El modo en el que nos están contando la historia con un lenguaje que nos recuerda a un cuento infantil, nos mete muchísimo más en la historia. En muchas escenas se puede ver la inocencia de los personajes, de un modo simple y cómico, como si fuese una historia creada por un niño; y eso es quizás el punto fuerte que está dando tanto éxito a la historia. No hay necesidad de usar la violencia, ni de asesinatos a sangre fría, estamos viendo la historia de un niño escrita para otros niños.

En fin, ni falta hace que os diga que deberíais ver esta gran serie, por lo menos dedicarle un par de capítulos. Sino os engancháis, es que no tuvisteis infancia. No quería despedirme sin poneros la magnífica intro de la serie, no tiene desperdicio…

Alforfones on FacebookAlforfones on Twitter
Alforfones

¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!

Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: “las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno”


¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!
Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: “las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno”

A %d blogueros les gusta esto: