• Inicio
  • /
  • Cómics
  • /
  • Clichés de Mortadelo y Filemón que esperas ver en todas sus historias

Clichés de Mortadelo y Filemón que esperas ver en todas sus historias

Dudo que haya alguien que hoy en día no conozcan Mortadelo y Filemón, santo y seña de este país, sin duda los mejores cómics españoles que he leído. No me puedo imaginar mi infancia sin las aventuras de los dos agentes de la TIA.

Lo que más me gusta de Mortadelo y Filemón es sin duda ese submundo que crearon, una especie de universo paralelo en la que vemos a una España de posguerra decrépita pero a la vez algo moderna, una especie de mezcla que se transforma en una España muy diferente a la que vivimos.

Como muchos sabréis, estos cómics fueron creados por José Ibañez en 1958, convirtiéndose en poco tiempo  en lo más leído en el país y parte del extranjero… Pero hoy no os quiero hablar sobre la historia de estas viñetas, que para eso tenéis la Wikipedia; hoy lo que quiero es hablaros de esos clichés de Mortadelo y Filemon que disfruto leyendo, esos detalles que siempre esperas ver en todas las historias, porque sabes que sin ellos, no sería lo mismo.

Portada del cómic

Suele ser la presentación del cómic, un chiste que sea lo suficientemente interesante para que el lector decida comprarlo. Tal vez por eso sea una de las mejores partes de la historia. No suele tener demasiada relación con la trama, de hecho no va a salir la viñeta, pero suelen ser situaciones bastante originales que te dejan con ganas de más. Otro aspecto a tener en cuenta, sin duda, es la multitud de detalles que puedes llegar a ver en el dibujo, como pequeñas arañas o los curiosos secundarios. De todas las portadas que más me llamó la atención, me gustó mucho la que os dejo a continuación, ya que está dedicado a Galicia y tiene un toque friki…

El Cambiazo

El cambiazo es un cliché que Ibañez suele usar bastante a menudo y que me encanta. ¿En qué consiste el cambiazo? Pues como su propio nombre indica, es la acción de cambiar un objeto por otro sin que la persona afectada no se entere. La mayoría de los momentos en los que uno de los protagonistas posee un objeto de valor, el lector sabe perfectamente que lo acabarán cambiando por un chorizo o un plátano (a veces, incluso por un perro…)

El cambiazo no necesita mucho entrenamiento, ya que todos los personajes del cómic saben hacerlo, y perfectamente. Es una especie de don que los diferencia de nosotros. Allí se llama cambiazo, aquí se llama robar…

El zapatófono

Sin duda si en la actualidad existiese un zapatófono como los del cómic, no dudaría ni un segundo en comprarlo (idea para negocio, venta de zapatófonos). Me encanta ese teléfono vintage incrustado en la suela de un cutre zapato negro de toda la vida, que vibra como si de un teléfono de toda la vida se tratase, provocando unas pequeñas vibraciones en el pié, como si lo tuvieses dormido.

Evidentemente, cuando suena este original teléfono, los protagonistas suelen sufrir algún percance, sino no serían ellos.

Las entradas secretas del cuartel de la TIA

Otro cliché muy habitual en estos cómics es el momento en el que los dos agentes tienen que entrar por las entradas secretas del cuartel general de la TIA. La mayoría de las veces no suelen salir muy bien parados, aunque suele llevarse la peor parte, como no, Filemón. Siempre suele haber un transeúnte que ve la entrada e intenta acompañar a los protagonistas, pero acaba dándose siempre un batacazo, como en esta peculiar entrada que véis en la imagen:

La persecución final

Adoro esta viñeta, es mi favorita. Todas las historias de Mortadelo y Filemón siempre acaban con una gran viñeta en las que unos personajes persiguen a otros para torturarles de la manera más alocada posible. La mayoría de las veces, suele ser el súper el que persigue a Mortadelo y Filemón porque metieron la pata en la viñeta anterior, aunque en muchos otros casos suele ser el profesor Bacterio el perseguido, ya que siempre acaba inventando algo que perjudica a los demás.

Yo, la verdad, siempre prefería las escenas finales en las que todos perseguían al doctor Bacterio, no sé porque, tal vez porque había más oportunidades de que fuese algo más descabellado, como la que os dejo a continuación:

Bueno, seguro que más de uno os sabréis muchísimos más clichés que a mi se me pasaron por alto, pero tampoco los voy  a poner todos, si queréis contribuir, sólo tenéis que usar los comentarios.

Alforfones on FacebookAlforfones on Twitter
Alforfones

¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!

Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: “las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno”


¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!
Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: “las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno”

A %d blogueros les gusta esto: