• Inicio
  • /
  • Cine
  • /
  • Actores que se pasaron al otro bando

Actores que se pasaron al otro bando

Es muy habitual en el cine de hoy en día, encontrarte a un actor que acabe trabajando como director, y generalmente suelen acertar con el cambio, aunque hay otros tantos casos en los que casi es preferible que el aspirante a director se dedique a actuar y deje de lado sus aspiraciones. Y es muy normal, de hecho creo que debería de ocurrir mucho más a menudo; porque un actor comparte muchísimas características con un director, es capaz de ver el mismo punto de vista que él y si es medianamente inteligente, acabará haciendo un buen papel en su nueva faceta. Hoy, por lo tanto, os voy a hablar de esos actores que decidieron pasarse al otro bando, el de los directores:

El que no podía faltar

¿Acaso dudasteis tan sólo un segundo de que no iba a añadir a mi actor/director favorito en la lista? Pues aquí lo tenéis, el primero de todos: Mr. Clint Eastwood. Sin duda su interés por el cine y su capacidad de aprender de los directores que trabajaron con él, le convirtieron en uno de los mejores actores/directores con vida que nos ha regalado Hollywood. En un post anterior (sinceramente, no recuerdo en cual) os comenté que su primer trabajo como director fue rodando una escena de la película de Harry el Sucio La Lista Negra, en la cual el protagonista tiene que convencer a un suicida de que no se tire desde la cornisa de un edificio. Debido a que Don Siegel se encontraba enfermo, le dieron la oportunidad al protagonista de Sin Perdón. Evidentemente, en esta escena no se puede apreciar nada de su estilo propio, ya que tenia que continuar con el estilo marcado por Siegel para que la película mantuviese la forma, y poco se puede ver en unos cuantos minutos del metraje.

Fue ya en filmes como El Fuera de la Ley o El Aventurero de Medianoche dónde empezamos a ver un estilo propio, una marca del director que mezclaba diferentes recuerdos de los directores clásicos adaptándose perfectamente al estilo del cine actual. Podemos encontrarnos con su ya clásico juego de sombras en destacables escenas que aprendió de Don Siegel, o la visión realista y austera de esos personajes tétricos que asolan en el mundo del oeste y que otros directores nunca se atrevieron a contar, algo que aprendió del director que creyó en él cuando tan sólo era un crío que protagonizaba una mala serie del oeste en la televisión: el gran Sergio Leone; el mismo que hizo posibles películas como El Bueno, El Feo y El Malo o La muerte tenía un precio.

Pero Clint Eastwood no podía hacer exactamente lo mismo que sus predecesores, tenía que actualizarlo de tal manera que el público actual disfrutase con el filme. Un ejemplo muy claro de ello se puede ver en las dos escenas que os pongo a continuación. La primera es el duelo final de El Bueno, El Feo y El Malo, tal vez uno de los mejores momentos del cine del oeste; y la segunda es la escena final de Sin Perdón, otra que tampoco se queda corta.

Ambas escenas tienen muchas características en común. Por ejemplo, en las dos destaca la velocidad de la escena, ambas juegan con un ritmo lento lleno de detalles dejando todo a merced del talento de los actores. Otro caso curioso es la realista caracterización de los personajes; a diferencia de la mayoría de las películas del oeste de la época, en ambos casos vemos a gente sucia, las personas más olvidadas de la sociedad.

Pero hay una notable diferencia que marca a las dos escenas En el caso de El Bueno, El Feo y El Malo, en todo momento la escena va acompañada de una magnífica banda sonora que atenúa el momento, dándole un toque de tensión y manteniendo al espectador pegado a la pantalla. Por el contrario, en Sin Perdón quién se encarga de llevar ese peso es el diálogo. No hay demasiada música, simplemente un brillante guión y unos magníficos actores que consiguen que nos olvidemos de esa música tan habitual en los duelos. Ambos se basan en la misma idea, pero cada uno lo modifica con su estilo propio. He de decir que ambos estilos son bastante válidos.

El Genio dormido

Este siempre me resultó un caso muy curioso. Un actor que siempre fue conocido por esas películas de acción ochenteras como Sylvester Stallone decide arriesgarse y consigue demostrar que aparte de músculos, también hay talento dentro de él. A pesar de que, desde mi punto de vista, todavía está algo verde y necesita un poco más de experiencia para tratar de considerarse un buen director, el protagonista de Los Mercenarios nos demostró que puede llegar a hacer grandes filmes como la última de Rocky Balboa o John Rambo. No son una películas maravillosas, ni mucho menos, pero tiene bastante mérito que el actor sea capaz de hacer algo decente con unas historias explotadas hasta la saciedad. Pero no es oro todo lo que reluce, porque allá en esos locos 80 nos presentó su tercera película como director; una especie de absurda historia sobre unos bailarines que nadie entiende como pudo llegar a estrenarse en los cines. Es una película lenta, con una historia muy poco original, unos personajes banales que en ningún momento te llaman la atención… vamos, una monstruosidad que no recomiendo a nadie. Y lo peor de todo es que está protagonizado por un John Travolta en horas bajas, pero muy bajas…. Os dejo a continuación una escena bastante absurda en la que sale el director:

El que se la jugó con todo

No podía olvidarme de uno de los directores que más dio que hablar en los últimos años. Mel Gibson llegó a ser uno de esos directores que marcaron un antes y un después en la historia del cine, un profesional que hizo lo que en el mundo del póker se denomina un All-in. Quién iba a decir que el joven actor que comenzó con un personaje alocado y divertido en Arma Letal acabaría asombrando al mundo con grandes éxitos como La Pasión de Cristo o Apocalypto. Ambas son grandes producciones que nos muestran partes de la historia que nadie se atreve a tocar de una manera realista por diferentes temas en los que no voy a entrar. Pero Mel Gibson sí que lo hizo, el director nos mostró lo más realista de las historias, quiso que el espectador se diese cuenta de lo que realmente significó ese momento clave, sin dejar un solo detalle en el tintero. He de decir que como actor no me parece malo, pero tampoco es que sea brillante. Aún así, creo que hizo grandísimos papeles como el del ya mítico William Wallace.

Bonus Track; Uno que se pasó de listo…

Con este actor /director siempre he tenido una especie de relación amor /odio. Por una parte, me parece uno de los mejores actores que actualmente hay en el cine, pero por otra, me repelen esas películas como La Fuente de la Vida que se empeña en protagonizar debido a sus estrambóticas y poco racionales ideas. Con respecto a su faceta como director, la experiencia no pudo ir peor. Siempre recordaré una película que dirigió en 1995, The Crossing Guard, era un cúmulo de defectos que se podían ver uno tras otro, y eso que contaba, nada más y nada menos, que con Jack Nicholson y Angelica Houston para tratar de sacar el proyecto a flote, pero ni así. La verdad la experiencia fue bastante mala. En sus filmes, generalmente, el director intenta darle ese toque liberal y místico del que tanto presume, y todo acaba convirtiéndose en una película aburrida, todo un despropósito.

De Kevin Costner prefiero no hablar, ya que en ese caso necesitaría un post aparte, que en su filmografía te puedes encontrar de todo…

 

Alforfones on FacebookAlforfones on Twitter
Alforfones
¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!
Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados! Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar