• Inicio
  • /
  • drama
  • /
  • Un gran Jim Carrey brilla en la arriesgada historia de Kidding

Un gran Jim Carrey brilla en la arriesgada historia de Kidding

Semanas atrás comenté en un post algunos estrenos que merecían la pena en esta nueva temporada seriéfila, y entre las recomendadas se encontraba Kidding, la nueva producción protagonizada por el infravalorado Jim Carrey y dirigida por Michel Gondry, quién coincidió con el protagonista en la brillante Olvídate de mi (con  Jim carrey en uno de los mejores papeles de su carrera). Tras ocho capítulos, la serie ha comenzado a evolucionar hasta el punto de mostrarnos que es lo que realmente nos quiere contar.

Como ya os comenté antes, Jim carrey es uno de esos actores que actualmente está infravalorado debido a numerosos errores que ha cometido en el pasado. De hecho, todos recordamos al actor por películas terriblemente malas como Yo, Yo mismo e Irene o Dos Tontos muy Tontos (que esta película tuviese secuela no tiene perdón, eso sí es tirar el dinero….), pero el tiempo supo enseñar al actor lo que realmente era la interpretación, ya que en numerosos casos nos ha demostrado que cuando quiere, puede llegar a ser un grandísimo actor.

Son varias las películas con interpretaciones dignas de Oscar (que espero le den algún día), en el Show de Truman el actor utiliza sus excentricidades para crear a un personaje idóneo, casi perfecto y en Man of the moon nos regala a un alocado humorista que juega con lo políticamente incorrecto para conseguir hacer realidad sus sueños, una parodia de los límites del humor. Otras interpretaciones como las de El número 23 u Olvídate de mi no son dignas de Oscar, pero también merece la pena nombrarlas.

Su personaje de Kidding me recuerda un poco al de Man of the moon en ciertos aspectos, ya que en ciertos momentos se puede ver ese intento alocado de cambiar las cosas y que el resto de la gente no las acabe de entender. Pero a diferencia de Man on the moon, el personaje de Kidding intenta cambiar debido a toda la tristeza que se lleva acumulando durante muchísimos años, de hecho se podría comparar a este personaje con una gran bomba de relojería, ya que según vas viendo los capítulos comienzas a darte cuenta de que va a llegar un momento en que todo va a acabar explotando, provocando una reacción violenta y alocada que puede afectar considerablemente la situación. Sería sin duda un buen final para la temporada, ver ese instante en el que el protagonista explota y le dice a todos y cada uno de sus allegados todo lo que se había guardado durante todos estos años. Si a todo esto le añadimos una traumática muerte de uno de sus hijos, nos encontramos con uno de los personajes más complejos que te puedas encontrar.

Pero no sólo de Jim Carrey vive la serie, ya que la mayoría de los secundarios tienen el carisma suficiente como para destacar en numerosas escenas. Catherine Keener, la cual interpreta a su hermana, nos muestra a un personaje decepcionado, con una vida que se ahoga en la rutina y una familia que pende de un hilo, a pesar de que quieran aparentar lo contrario. Una historia que, por desgracia, es más habitual de lo que nos imaginamos. Fran Lagella, actor que interpreta al padre del protagonista, representa la cordura y la mano dura, esa bofetada que te despierta de tus sueños, con poder suficiente como para destrozar todas las ilusiones del protagonista. Su frialdad aterroriza a la gente que le rodea y su ansia por acabar con la carrera de su hijo le convierten en el némesis de la historia.

Otro detalle que me gustó mucho de la serie fue su ambientación, ya que director sabe mostrarnos esa tristeza con pinceles de nostalgia en una sociedad hipócrita que trata de esconder sus temores, mostrándose cada vez más egoísta. Todo esto encaja perfectamente con una música alegre que debido a la tristeza que embauca a la serie acaba convirtiéndose en una parodia de sus personajes. Todas las escenas se ven muy trabajadas y mostradas al detalle, la ubicación de todos sus componentes le dan una clarividencia impecable a la situación. Precisamente, hace un par de semanas circuló por las redes sociales un vídeo de cómo se hizo una de las escenas más bonitas de la temporada sin necesidad de efectos especiales. Una gran toma que os dejo a continuación.

Tal vez Kidding no sea una serie para todos los gustos, ya que la complejidad de sus personajes y la tristeza de sus escenas pueden resultar demasiado poco interesante para ciertos espectadores. Yo la disfruté muchísimo, y creo que esta serie es la muestra de que Jim Carrey todavía tiene mucho que decir en esto del cine.

Alforfones on FacebookAlforfones on Twitter
Alforfones
¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!
Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados! Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar