Muñeca Rusa: la sitcom que quiso innovar

Recuerdo que hace unos cuantos años, en una de mis clases de interpretación, uno de mis compañeros quería hacer una obra original, diferente, innovadora; así que se presentó en el escenario para sorprender al profesor con algo nuevo. Al terminar la actuación, nuestro profesor le dijo algo que siempre recordaré: “En el mundo del cine y del teatro ya se ha hecho todo, está todo inventado, es muy difícil conseguir algo innovador hoy en día porque llevan años intentándolo”.  Esa es la razón por la que se antoja bastante complicado conseguir encontrarte con alguna serie diferente a las demás, algo que merezca la pena.

Con Muñeca Rusa, Netflix intenta innovar basándose en una originalidad que se ha utilizado en multitud de ocasiones, pero que siempre funciona. Emulando a la mítica película Atrapado en el Tiempo (una de esas joyas que nos regaló Bill Murray y que nos mostraba la peor cara de los viajes en el tiempo), la serie nos cuenta la historia de una chica que revive el mismo día una y otra vez, el bucle infinito que se repite continuamente, algo que incluso puede llegar a volverte loco. Existen pequeños detalles en la trama que tratan de alejar esta historia de la obra maestra de Bill Murray, pero a fin de cuentas se basa en lo mismo.

Pero esta innovación es tan sólo lo que la diferencia de las demás sitcoms, ya que con lo que respecta al resto de la trama, no difiere lo más mínimo al resto. La única diferencia es que pretenden romper con los personajes, ya que a diferencia de otras series, en Muñeca Rusa los protagonistas son originales, mucho más realistas, dejando atrás lo básico para intentar mostrar algo más avanzado. La protagonista destaca por su simpleza, nos encontramos a una mujer que, tras un tormentoso pasado, consiguió seguir adelante de la manera que le era posible. Tal vez la mujer más corriente que te puedas encontrar por la calle, la que menos te esperas vaya a ser la protagonista de la historia.

A pesar de su originalidad, la serie también tiene sus defectos, ya que durante ciertos momento llega a estar carente de interés, las situaciones sufridas por los protagonistas pierden vida cuando la trama del viaje en el tiempo pierde protagonismo. Por otra parte, la serie intenta apartarse un poco de lo común y juguetea con lo extraño, y en ciertos momento se les va la mano, convirtiendo ciertos capítulos en situaciones sin sentido que pocos llegan a entender. Es muy difícil conseguir que este efecto bucle no llegue a resultar repetitivo y cargante para el espectador, ya que a fin de cuentas resulta ser una misma escena continuamente con pequeñas diferencias. Afortunadamente, en Muñeca Rusa eso no es un problema, ya que la serie consigue modificar la situación con multitud de situaciones paralelas que consiguen acabar en otra historia completamente diferente.

En definitiva, Muñeca Rusa me parece una buena serie que se puede ver como puro entretenimiento, pero no os esperéis una obra maestra. Lo más preocupante es que la historia es tan cerrada que veo muy difícil que consigan hacer una segunda temporada tan buena sin optar por algo completamente distinto. Estaría bien que nos sorprendieran…

Alforfones on FacebookAlforfones on Twitter
Alforfones
¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!
Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados! Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar