• Inicio
  • /
  • Cine
  • /
  • Indiana Jones y cómo destruir mi infancia

Indiana Jones y cómo destruir mi infancia

Bueno esta semana he decidido que mejor voy a pasar de hacer una crítica positiva o empezaré a tener complejo de hippie abraza árboles. Comentando esto con Prototype me sugirió muy acertadamente que reviera “Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal”. Y no se cómo decirlo sin ser escatológica, joder cómo pude ver esta bazofia DOS VECES. Ahhh si porque mi cerebro intentando preservar mi salud mental ni siquiera creó recuerdo de aquel “no suceso”.

No es digna de llamarse secuela, pero lo peor de todo es que es un atentado contra ese hito de mi infancia que es Indiana Jones. He sentido cómo se tambaleaban los cimientos que nacieron con “En busca del Arca Perdida”. La base de mi fascinación por la películas de aventuras.

Tengo claro que cuando veo una película de estas características hay pequeños detallitos que paso por algo. Es decir que me creo ciertas cosas que en otras circunstancias pues no permitiría. Pero aquí es que se creen que todo el campo es orégano y cómo es Indiana Jones pues todo vale. Pues no vale todo.

La criatura empieza en una carretera del medio de un desierto con unos coches llenos de militares siendo adelantados por unos joviales mozuelos en un descapotable. Todo muy bonito, menos esa tipografía terrible que me impide ver nada más. Con bordecillo blanco. Es decir que no sé lo que pasa hasta que llegan a un control militar, cuando acaban las letras con un ” Directed by Steven Spielberg”. Entonces veo en cartel Área 51, vale años 50 = extraterrestres.

Se bajan los señores de los coches y se cepillan a todos los del control y continúan su camino cómo quien paga el peaje de la autopista para ir a la playa. Es decir con desgana. Llegan a un andén y sacan a un fulano del maletero del coche, no lo vemos directamente pero intuimos quien puede ser. Un sombrero rueda por el suelo, y vemos la sombra de un caballero que lo recoge y se lo coloca. Y lo vemos directamente Indiana. Los señores de verde hablan raro e Indi dice “Rusos”, claro los nazis ya están muy vistos y mejor ponemos Rusos, que también hablan raro. Es mentira es 1957 y los nazis ya no existen, pero yo no veo mucha diferencia entre unos y otros, bueno hay menos rubios. Y la señora mala malísima, es igual que la rubia pero morena y con estudios. Esa es otra, Lenin siente atracción por el control metal y las artes oscuras, ¿de que me suena esto?

Follow the lider

Follow the lider

Estamos en el minuto 06:07 de 122 y mis tripas se mueven sin cesar cómo diciéndome “no veas eso te sentará mal, tardarás en digerirlos y te dará ardor”. Que razón tenían, todavía tengo regurgitaciones. La señora es Cate Blanchett, buena actriz y sobre todo es Galadriel. Pero ni con esas siento que la cosa mejora. Mejor dicho he pasado por alto algo, es sutil pero importante. El detalle de que Harrison Ford no tiene edad para andar por ahí comiendo ostias (por que eso es lo que hace), es más en la primera caída ya debería de tener la cadera rota. Harrison no debería hacerlo pero ni Indi tampoco. El buen hombre debería estar en su casita de la playa, paseando a un chucho y preocupándose de ir a mear cada 45 minutos.

Pero no, estamos en una nave enorme llena de cajas, almacén curiosamente parecido a donde guardaron el Arca perdida. No os preocupéis cómo somos tontitos ya nos la enseñan ellos después.

Otra cosa importante (y que si yo fuera Indi me preocuparía bastante) es que está con un colega que curiosamente lo traiciona porque los “malvados socialistas rusos” le pagan. Indiana si lees esto por favor busca un buen psicólogo y háztelo mirar. Es algo que se repite demasiado.

Bueno nada que buscan una cosilla e Indi consigue escapar de 20 rusos lerditos (es la única explicación racional). Destruyendo una gran parte del almacén. Sin que nadie se preocupe de los militares muertos o que un montón de gente se pasee por una base militar supersecreta. Escapando, escapando llega a un bonito barrio residencial deshabitado. Y ohhh my god que humor tan curioso tiene el destino (cuan perturbados están los guionistas) que van a probar una bombita atómica en una hora.

NOTA IMPORTANTE: queridos niños en caso de que entremos en guerra atómica lo mejor que podemos hacer es comprar una nevera de los años 50, podremos sobrevivir metidos en ella y con comida deshidratada de la que venden en el Decathlon.

Considerando que la secuencia de la nevera necesitaba una visión especial. He invitado a mi amigo Prototype para que lo analice con mayor profundidad aquí os lo dejo:

Aquí estaré a salvo del señor que me apunto con la cámara

Aquí estaré a salvo del señor que me apunto con la cámara

Jumping the shark es un término peyorativo que se usa para describir un momento en el que una película se va a la mierda en lo que respecta a su propia coherencia interna por intentar mantener la atención del espectador a la desesperada. En esta película de Indiana Jones hay uno de esos momentos que todos recordaremos y que como mínimo produce mucha vergüenza ajena. Sí, os estoy hablando de la famosa escena de la nevera-refugio atómico.

Más de un experto ha calculado lo problemático que resultaría sobrevivir a una experiencia como esa de la que Indy sale sacudiéndose el polvo y la verdad es que las cuentas no salen por ninguna parte porque todos los números se salen de cualquier escala. Tanto las fuerzas aplicadas a la nevera como las velocidades y presiones asociadas a una experiencia como esa hubiesen resultado sí o sí en pulpa de Indy. La lista de las maneras en las que Indy tendría que haber muerto es bastante larga y aquí os la resumo: aplastado por la onda expansiva de la bomba, aceleración letal (hablamos de 1560G’s, casí nada), cuello partido como una galleta, reventado en el aterrizaje,  abrasado en plomo fundido (el que se supone que lo protegería de la radiación), quemado por una atmósfera abrasadora, cocido en su jugo, ahogado de diversos modos, tostado en rayos X.

Esas son algunas de las posibilidades y todavía hay más, así que no os sorprendáis si la famosa escena os sacó de la película a patadas, es que no es para menos. Es que no hay modo posible de sobrevivir a semejante barbaridad. Si os apetece leer varios análisis más o menos exhaustivos del berenjenal en el que se metieron los guionistas de la película al montar semejante Jumping the Shark, aquí os podéis servir vosotros mismos.

Llegado a este punto de la película mis tripas no hacían ruido, ya estaba vomitando bilis. Pero tengo el espíritu fuerte, no iba a rendirme. Continué con el visionado. Voy a resumir o no acabaré nunca y debo seguir con mi vida.

¿Dónde habré perdido la gomina?

¿Dónde habré perdido la gomina?

El nuevo Indi Junior, que parece que se ha perdido del plató de Grease. En serio alguien se cree que este muchacho de nombre impronunciable podría ser el nuevo señor del látigo. Sólo de pensar que harán películas con el de protagonista me dan escalofríos.

Bueno se conocen, los persiguen los rusos y se piran a Perú a buscar pistas. Indi es una fresca, se va con cualquiera que le cuente una historia a medias pero que tenga cosas de museo por el medio.

Llegan a Perú y que sorpresa tienen que ir a un cementerio a buscar pistas. Queridos niños la mejor hora del día para ir a un cementerio es de madrugada. Llevar un chubasquero porque es muy probable que llueva y truene. A pesar de que 4 horas antes hiciera un sol de justicia y no hubiese una sola nube. También un spray de pimienta porque seguro que os atacarán unos fulanos raros que saltan como monos y chillan como chiguaguas salidos. Pero pensáis que se preguntan quien les acaba de zoscar. Nada. El colega de Indi pensará que son los de mantenimiento.

El resto ya lo conocéis, oscuridad, esqueletos y sorpresa una calavera de cristal. SORPRESA 2 los pillan los rusos y cómo son muy nobles les regalan un viaje a gastos pagados para reunirse con la madre del chaval y el amigo desaparecido. Este momento siento que esto ya lo he vivido.

Una vez en el nuevo emplazamiento la señora de la peluca tortura un poquito a Indiana. Descubrimos que la madre del chaval es la compi de “En busca del arca perdida”, pero lo mejor, lo que no nos esperábamos es que Indiana Jones a parte de profesor y buscador de tesoros es ESPIA. Va a tener la pensión más grande del mundo cuando se jubile. Pero ¿cuando tiene tiempo para dar clase?, no sé ni cuando tiene tiempo de dormir.

Lo siguiente ya lo conocéis se escapan y cómo no tienen suerte Indiana y la madre del chaval acaban en unas arenas movedizas(o algo similar). El momento perfecto para decirle que el chaval es su hijo. De verdad, se puede forzar más el momento. Claro que si. Que el chaval saque a su nuevo padre y a su pirada madre con una serpiente. Que genialidad de los guionistas. Deben de estar muy orgullosos.

No quiero ser padre!!!

No quiero ser padre!!!

Lo siguiente ya lo hemos vivido (parece que me repito, pero en realidad los que se repiten son los desgraciados que cobraron un pastizal por escribir 120 páginas de mierda) los vuelven a pillar los rusos y los trasladan en un cómodo camión. Esta es sin lugar a dudas mi secuencia favorita. Tiene de todo: amor, tortazos, coches de choque, hormigas carnívoras…Pero sin lugar a dudas lo que más me gusta es el momento en el que el personaje de Mutt (Shia Labeouf) se hace un Jean Claude Van Damme (el spagat entre dos vehículos en movimiento) en mitad de la selva, mientras las plantas del camino le dan un dulce masaje en las pelotillas.

Si con eso no nos bastara, nuestro nuevo mejor amigo Mutt se hace un Tarzán saltando de liana en liana eso sí acompañado de un grupo de bonitos monos digitales. Que maravilla pero con esto no tenemos suficiente necesitamos caernos por 3 cataratas más grandes que las del Niágara para decir. YA BASTA, no lo soporto más. No puede ser más ridículo. Bueno si, pero el final dejo que lo descubráis vosotros. No hay que ser muy listo para saber cómo va a acabar esto.

Conclusión: no me gustó la película, es más creo que con todo el dinero que han tenido alguien se podría haber sentado a leer el guión. Ya no pido más, leer el guión. No se salva ni una página. No te engancha en ningún momento. Los personajes son totalmente incoherentes, la estructura repetitiva y al director de foto de pueden dar una buena colleja porque por momentos parece que los rusos están iluminados por Dios. Los efectos especiales innecesarios.

Puedo ver una peli mala y disfrutarla cuando está hecha para ser así. Disfruto de las películas de serie B, de bajo presupuesto. Pero esto no. Es más, me parece ridículo y por momentos un chiste muy malo con envoltorio de oro. Señor Han Solo, Indiana Jones, Harrison Ford la próxima vez que te llamen para interpretar a Indi, por la infancia de millones de niños cómo yo, NO LA HAGAS. Salva nuestros recuerdos.

Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull (2008)
Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull poster Rating: 6.2/10 (335,076 votes)
Director: Steven Spielberg
Writer: David Koepp (screenplay), George Lucas (story), Jeff Nathanson (story), George Lucas (characters), Philip Kaufman (characters)
Stars: Harrison Ford, Cate Blanchett, Karen Allen, Shia LaBeouf
Runtime: 122 min
Rated: PG-13
Genre: Action, Adventure, Fantasy
Released: 22 May 2008
Plot: Famed archaeologist/adventurer Dr. Henry "Indiana" Jones is called back into action when he becomes entangled in a Soviet plot to uncover the secret behind mysterious artifacts known as the Crystal Skulls.

 

Teniente Alice
Persona o personaje, no importa. Con incontinencia verbal siempre. Aburrida de prejuicios y etiquetas. Asqueada de tener que seguir una tendencia. Soy ecléctica, disparatada, sarcástica y muchas veces terca. El resto ya se irá viendo.

Persona o personaje, no importa. Con incontinencia verbal siempre. Aburrida de prejuicios y etiquetas. Asqueada de tener que seguir una tendencia. Soy ecléctica, disparatada, sarcástica y muchas veces terca. El resto ya se irá viendo.

  • Alforfones

    Totalmente de acuerdo… Esta película fue un batacazo a mis recuerdos de la infancia…¿En serio la viste dos veces? seguro que pensaste…voy a verla otra vez, no puede ser tan mala y ¡zas! otra decepción…¡Quiero a Bradley Cooper como Indiana Jones!

    • Qué va, si la volvió a ver en modo masoquista sabiendo que iba a ser tan mala o peor. Lo hizo por los lectores del blog, que le deben una todos y cada uno de ellos. Yo la vi en el cine en pleno estreno, ilusionado por la vuelta de Indy. Con eso ya te lo cuento todo :((

A %d blogueros les gusta esto: