Yo de mayor quiero ser como Ray Donovan

Hacer una serie original hoy en día es muy difícil; hay que estrujarse mucho la cabeza para encontrar una idea que supere a las tantas que surgieron. Porque, como todos sabemos, en los últimos años el mundo de las series ha subido un peldaño enorme, situándose incluso por encima del cine que todos conocemos. Grandes actores como Anthony Hopkins (lo podréis ver en Westworld) o Kevin Spacey (House of Cards) ya pueden disfrutar del gran negocio de las series y mantenerse en grandes producciones.

Liev Schreiber as Ray Donovan in Ray Donovan (Season 2, PR Art). - Photo: Brian Bowen Smith/SHOWTIME - Photo ID: RDS2_PrArt_04.R

Live Schreiber como Ray Donovan

Pero si hay una serie que ha conseguido reunir a grandísimos actores con una historia perfectamente hilada, esa es Ray Donovan. Cada capítulo de esta serie es una muestra de una historia de personajes, en el que todos y cada uno de los actores que le interpretan son imprescindibles. Si faltase uno de los actores principales, se rompería todo el equilibrio que la sostiene convirtiéndose en una serie más.

La serie nos muestra la vida de Ray Donovan, misterioso y elegante mafioso de Los Ángeles que se dedica a exactamente lo mismo que el topo en la película de Pulp Fiction, limpiar los “errores” que gente de la alta sociedad puede llegar a cometer. Desde recoger el cadáver de una prostituta que acompañaba a un famoso jugador de Los Ángeles Lakers a limpiar el escenario de un asesinato en la casa de uno de los hombres más ricos del país.

 

Liev Schreiber interpreta perfectamente a Ray; el protagonista de la serie. Nos enseña a un hombre fuerte, muy fuerte en personalidad y carácter, que lleva un enorme peso encima, lleno de muertes, asesinatos, errores… Lo más curioso es que es una clase de héroe. Porqué es cierto que Ray Donovan es un asesino sin escrúpulos, un hombre sin una pizca de temblor frente a situaciones en la que cualquier otro se moriría de miedo; pero nunca ha matado a nadie que no se lo mereciese. Simplemente en cuanto ve que algo le molesta, decide sacárselo de encima.

La evolución del protagonista en la serie está muy bien hilada, ya que Ray es un hombre que nunca llegas a conocer del todo. Cada día te sorprende con algo nuevo; casi siempre rodeado de ira y sangre. No es fácil soportar todos los traumas que este personaje sufre en cada momento, y que trata de liberar con mucha ira, demasiada en muchos casos…

Pero el protagonista no podría ser lo que es sin su familia, sin su mujer, sus hijos, sus hermanos y, sobre todo, su padre:

Jon Voight demuestra con su papel de Mickey Donovan que se merece los dos Emmys que ha ganado. El padre de Ray es la mayor pesadilla del protagonista, ese hombre que le convirtió en lo que es ahora, la persona que destrozó todo lo que quería… y que además,  no le importa lo más mínimo.

Desde mi punto de vista, creo que Ray odia tanto a su padre porque teme convertirse en él. Porque se ve así dentro de 20 años, odiado por todos sus amigos, a los que ha decepcionado. Sólo, rodeado de tristeza y miseria… viendo que ni tus propios hijos se fían de ti, ya que tú no has demostrado lo contrario.

¿Y cómo es realmente Mickey Donovan? Pues, la verdad, al principio le ves hasta un anciano amable que sólo piensa en disfrutar lo que le queda de vida, después de pasar años en la cárcel. Lo que más me gusta de Jon Voight, es que es capaz de conseguir crear a un anciano tierno y amable que en el fondo es un ladrón egoísta, un maldito desgraciado que a la mínima se salva el cuello a costa de los demás. Y según van pasando los capítulos lo vas viendo… cada vez hace cosas peores, traiciona a su familia, descubres su turbio pasado… Pero, lo más extraño es, que a pesar de saber todo eso, le sigues viendo como ese pobre hombre que sufre por el amor de su familia. Y puede ser, no digo que no, pero lo hace a su manera, con su estilo.

Los hermanos de Ray, Bunchy (Dash Mihok) y Terry Donovan (Eddie Marsans) son el claro ejemplo de la desgracia, la envidia, la decepción…

Bunchy Donovan es como un niño. Una de las personas más inocentes que he visto. El hermano de Ray en ningún momento demuestra que ha madurado lo suficiente para seguir adelante, y si no fuese por su hermano, no encontraría su hueco en el mundo. Tiene un grave defecto que no le da más que problemas… Es una persona que cree que es orgullosa, pero cuando los problemas llegan al límite, muestra su verdadera personalidad, lo que se denomina un pelele.

Siempre ha sufrido el temible peso de la pederastia Cuando era un niño, el cura de su parroquia abusó sexualmente de él, y el trauma acabo no sólo con su infancia, sino su modo de ver la vida, su modo de entender los problemas de un modo diferente a los demás. Es curioso que comparta este trauma con Ray, ya que de él también abusaron, y lo diferente que lo llevan ambos. Bunchy se esconde de la vida y Ray se enfrenta a ella a base de puñetazos.

Bunchy sueña con un futuro prometedor, una familia perfecta; pero realmente teme mucho las responsabilidades, por lo que es una interesante contradicción. Su padre juega con sus sentimientos en todo momento; es su juguete.

Terry Donovan, en cambio, es completamente diferente a su hermano Bunchy. En este caso también podemos ver un claro trauma, que se reduce en un terrible Parkinson.

Terry fue un prometedor boxeador con un futuro brillante; pero unas cuantas lesiones y la enfermedad del Parkinson acabaron con su carrera. Ahora malvive con un cutre gimnasio para poder saciar así su pasión por el boxeo. Desde mi punto de vista, éste es el personaje más difícil de interpretar, por eso admiro tanto a Eddie Marsan, quién consigue mostrarnos el maldito paso de la vida en su cansado rostro y una terrible desesperación que se define en cada movimiento.

Terry es un lobo resguardado deseando salir en todo momento. En ciertas ocasiones se muestra, demostrando el enorme potencial que puede dar de sí este personaje. Y a pesar de todo, es el más inteligente de los tres. Sabe en que momento tiene que parar y en que momento debe empezar, decide lo correcto en las situaciones más difíciles y sabe agachar la cabeza cuando debe.

ray-donovan-cast

Su  mayor defecto es su cobardía. A pesar de ser un hombre que se muestra fuerte y decidido, se rinde más de una vez y muestra su continuo pesimismo. Afortunadamente, su hermano Ray consigue sacarle de todas las situaciones.

La mujer de Ray Donovan y sus dos hijos muestran la temible situación familiar del protagonista. Se puede observar que un trabajo como el suyo y un oscuro pasado pueden acabar con una vida. No son unos personajes demasiado interesantes, pero sí que son indispensables para mostrarnos el dolor que día a día nos demuestra Ray. Y que, a pesar de todo, siempre lucha por la familia, quienes siempre acaban perdonándole.

En cada temporada de Ray Donovan puedes ver todo tipo de gente que te mataría casi sin pestañear, no dudaría un segundo en acabar contigo y con toda tu familia. Pero es curioso que al final, el más peligroso de todos es el que menos te lo esperas, Mickey. Porque el padre de Ray tiene la suerte o desgracia de estar en el momento adecuado, siendo generalmente clave para todos los temas familiares. Siempre acaba teniendo a su familia cojida por los cojones, hablando de modo vulgar.

Si hay algo que me sorprende de esta serie, es su relación con la iglesia. Se mete en un tema bastante difícil de tratar pero que estuvo a la orden del dia, el abuso sexual a menores de miembros de la Iglesia (no iba con segundas, malpensados…). Y no lo hace nada mal, ya que a pesar de la terribles situaciones que nos quieren dar a entender, saben que no deben interferir con la iglesia y muestran su perdón, su misericordia. Es decir, se meten en el tema, pero saben perfectamente como salir.

En definitiva; para toda la gente que no haya disfrutado de Ray Donovan, se la recomiendo. Porque váis a ver una serie muy lograda y equilibrada. Unos personajes que mantienen una evolución constante y bien definida, con un montón de posibilidades. Vaís a encontraros con un guión seco pero brillante, y sobre todo, váis a decir:”Yo de mayor quiero ser como Ray Donovan”.

P.D.: No quería terminar el post sin añadir mi escena favorita de la serie; os hablaría de ella, pero merece la pena verla y disfrutarla:

 

 

Alforfones on FacebookAlforfones on Twitter
Alforfones
¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!
Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados! Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

A %d blogueros les gusta esto: