• Inicio
  • /
  • Cine
  • /
  • Escenas “de cine” que me hubiese gustado haber vivido una vez en mi vida

Escenas “de cine” que me hubiese gustado haber vivido una vez en mi vida

El cine, evidentemente, nos enseña un montón de escenas imaginarias que más de una vez superan con creces a la realidad que todos conocemos. Estas situaciones idílicas hacen que más de uno haya pensado alguna vez: imagínate que soy yo el que estoy ahí… Y empieza la imaginación a rodar, te imaginas esa fantasmagórica escena en la que ganas al malo, te llevas a la chica y,  a veces, hasta comes perdices. Yo, al igual que todos los que tuvimos infancia, soñé más de una vez con meterme en la piel de Commando, John Cobra e incluso el brillante Indiana Jones (en la piel de un Alien mejor no, a ver si me voy a quemar…). Por eso, hoy, os voy a contar situaciones de películas que me hubiese haber vivido por lo menos una vez en mi vida.

Los aplausos post batalla

Es algo que siempre he querido sentir, la verdad. Ese momento que suele ocurrir muy a menudo en las películas medievales cuando los guerreros vuelven de la batalla heridos pero orgullosos de haber ganado. Me imagino estar dolorido, lleno de magulladuras y con un dolor terrible en la entrepierna debido al maldito caballo que, aunque estás más que acostumbrado a cabalgar, todavía escuece… Menos mal que tienes los aplausos de tus convecinos para animarte un poquillo. Al fin y al cabo, eres todo un héroe, que te traten como tal…

Pero la situación final de la victoria cinéfila no sería lo mismo sin la explosiva y a la vez hortera escena final de los Cazafantasmas. Miles y miles de ciudadanos de Nueva York aplaudiendo alocadamente para que consigas vencer a unos peazo fantasmas. Me encantaría poder sentir ese momento. Me imagino nervioso, muy nervioso, preguntándome una y otra vez porqué quise dedicarme a cazar fantasmas, sufriendo ese terrible mono gris que tiene pinta de ser lo más incómodo que ha fabricado el hombre e intentando mantenerme firme y decidido frente a mis compañeros para animarlos. Sería una de esas escenas que no olvidaría nunca.

Te quiero, ya pueden aplaudir….

Debe de ser increíble conseguir estar en una de esas escenas en las que el chico va corriendo desesperado tratando de esquivar a los figurantes para recuperar a la que crees es la mujer de su vida. Sería un final apoteósico con un te quiero mutuo que motivaría a todos los extraños que vieron la situación para romper el silencio con un ¡Ohhh! y un aplauso.

Yo me imagino en esa escena: corriendo nervioso, preocupado, pensando si vas a llegar a tiempo, porque es cuestión de segundos que ella se vaya para siempre. Por si fuera poco, tienes la mala suerte de tropezarte con un enorme grupo de gente que decidieron pasearse por el mismo sitio a la misma hora. Eso sí, ya choques con 5 o con 500, nunca vas a dejar de decir ¡sorry!  a cada uno de ellos. Menos mal que acabas llegando a tiempo y ella te dice que sí, que siempre estuvo enamorado de ti, y todo acaba con un bonito final decorado con aplausos de toda esa gente que hace unos minutos se dedicaba a ponerse en medio para que no llegases a tiempo; ironías de la vida….

Hacer las cosas bien por una vez…

Esta es una escena que me gustaría hacer más por rabia que por placer. Me revienta, me saca de mis casillas, que los villanos siempre tengan unos planes realmente malos, de esos que se ven a leguas, y por si fuera poco, cuando tiene a su peor enemigo vencido, en lugar de matarlo, se dedica a contarle ese plan que lleva años elaborando. Vamos a ver, te acabas de cargar a un montón de tíos, has puesto no sé cuántas bombas provocando un montón de muertes ¿y atas con unas viejas esposas a tu peor enemigo?. Pero ahí no acaba la cosa, porque tu lúcida mente maligna cree que es una buena idea matarle lentamente, así el héroe dispone de unos segundos de tiempo para poder hacer un milagro.

Ya no digamos los planes que han costado años elaborar. Todas son ideas tan rebuscadas que son muy poco fiables. Al final, evidentemente, lo único que consigues es que el héroe acabe descubriéndolo. Yo me imagino en esa escena Me dejaría de tonterías, nada más empezar la película pondría una bomba en la comisaría de policía e iría en busca de todos y cada uno de los ciudadanos que podrían hacerse los héroes. Pero todos sabemos que el protagonista, como es un héroe, consigue esconderse de ti y salir vivo de la situación. No me preocuparía lo más mínimo, porque sé que a lo largo de la película, o lo consigo encerrar o viene directo a mi casa (algo muy James Bond); en ese momento, me dejaría de charlatanería y en cuanto el dijese ese mítico: “no te saldrás con la tuya” le pego un tiro entre ceja y ceja. Y fin, ya puedo dominar el mundo tranquilo.

Evidentemente, todo esto excluyendo a Chuck Norris, con él no tendría ninguna posibilidad…

Capricho especial

Este es un capricho especial que siempre tuve desde pequeño: Participar en un duelo del Oeste. Debe de ser espectacular sentir el silencio del poblado, escondido tras las puertas o ventanas sin perder de vista la escena; y ahí estás tu, en medio de la situación, sabiendo que en unos segundos puedes estar muerto. En cambio, si eres afortunado, puedes ganar y salir con vida, a pesar de que acabarías teniendo un trauma por haber matado a una persona, y sufrirás una vejez tan triste como la de William Munny (Clint Eastwood) en Sin Perdón.

Y os preguntaréis cómo me imagino yo en esa escena… ¿no es obvio? Antes de comenzar el duelo, hablaría con un colega que sepa usar la escopeta y le pediría que se ocultase en una casa. En cuanto empezase el duelo, mi colega dispara a mi contrincante… y listo. Evidentemente todos los ciudadanos me recriminarían que no tengo honor; y yo les contestaría:” Cierto, no tengo honor, pero yo sigo vivo y él no”. Y me voy del pueblo a caballo cantando la melodía de Lucky Lucke Lonesome Cowboy.

Seguro que vosotros tenéis otras muchas escenas que siempre hayáis querido vivir, y desde luego me encantaría que las contaseis

Alforfones on FacebookAlforfones on Twitter
Alforfones
¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!
Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados! Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

A %d blogueros les gusta esto: