¿John Wayne o Clint Eastwood?

Una de la rivalidades más conocidas en el mundo del western, fue la que mantuvo John Wayne con Clint Eastwood. A pesar de que el director de Sin perdón coincidió con Mr. Wayne en los últimos años de su vida, ambos no se llevaban muy bien, ya que hacían un cine muy diferente. De hecho, la duda que siempre ha estado ahí fue ¿quién de los dos fue el mejor vaquero en el cine?
Pues hay para todos los gustos; en la mayoría de los casos, la gente que supera los 50 años suele preferir a John Wayne, ya que vivieron más sus películas y cogieron a Clint Eastwood más tarde. He dicho en la mayoría de los casos, pero no siempre es así, hay de todo, evidentemente. He conocido a gente joven que prefiere al protagonista de la diligencia y gente mayor que prefiere a Mr. Eastwood, para gustos colores.
En mi caso, yo prefiero a Clint Eastwood. Con esto no quiero decir que no me guste John Wayne, ya que lo considero otro grandísimo actor que partícipó en grandes obras maestras (de hecho este caso es muy similar al de Rolling Stones y Beatles, que te guste uno no quiere decir que no te guste el otro, son compatibles); pero la verdad he disfrutado más con películas como Sin Perdón o El bueno, el feo y el malo que con Centauros del Desierto. ¿y porqué? Pues yo os lo explico.

Su estilo

Ambos son dos tipos duros completamente diferentes. John Wayne muestra un estilo de un hombre con carácter, seguro de si mismo, pero la verdad es demasiado perfecto Lo veo como el hombre fiel y honrado que trata de mantenerse en el bien, dejando de lado el mal. Su firmeza nos recuerda a esos soldados americanos que darían su vida por el país. Es muy habitual ver a John Wayne interpretando papeles del Séptimo de Caballería, siempre salvando a los pueblos de los indios (por cierto, que hoy en día esto se consideraría como algo racista).
Clint Eastwood, en cambio, es todo lo contrario. En la mayoría de sus personajes muestra a alguien sin escrúpulos, un antihéroe que no duda en hacer cualquier cosa para conseguir hacer realidad sus fines. La mayoría de las veces, el actor suele interpretar a ladrones, asesinos, o personas con un oscuro pasado que no puede salir a la luz. Nunca verías a Clint Eastwood en el séptimo de caballería, ya que sus personaje siempre pertenecieron al bando contrario, el de los grises.

Universos diferentes

He de decir que las películas de John Wayne y las de Clint Eastwood se hicieron en épocas diferentes, por lo que la perspectiva del público era muy diferente. Esa es la razón por la que el punto de vista del mundo del oeste que se veía en el universo de John Wayne era tan diferente al de Mr. Eastwood.
En las películas de John Wayne se podía diferenciar perfectamente a los buenos de los malos. La mayoría de las veces eran indios contra vaqueros, o el Séptimo de Caballería contra bandas de vaqueros que se dedicaban a saquear aldeas. Un hombre del ejército siempre pensaba en los demás, nunca en ellos mismo. El egoísmo sólo existía en los villanos, nunca verías a un soldado pensando en él mismo (ojo, estoy generalizando, no ocurre esto en todas sus películas. La Diligencia, por ejemplo, no pertenece a esta categoría)
En el caso del universo Eastwood no te puedes fiar de nadie, y mucho menos del protagonista. La mayoría de las veces la desconfianza destaca en la escena, desde el ladrón hasta el sheriff pueden acabar siendo asesinos. La gente es egoísta, aprovechada, todos miran por ellos mismos. Un soldado puede ser un rebelde buscado por un ejército que sólo se preocupa de vencer las batallas. En Infierno de Cobardes el protagonista en ningún momento da a conocer su oscuro pasado, algo muy habitual en los personajes que interpreta el actor. Con esto nos demuestra que más que un héroe es un vulgar mercenario.

Su evolución

Esta es, para mi, la razón que más me convence de todas. La evolución de los actores es bastante diferente. John Wayne era un gran actor, de eso no tengo ninguna duda, pero siempre se mantuvo en su vaquero duro y honrado que acostumbraba a mantener todas las situaciones controladas. He de decir que en su última película demostró un cambio de estilo, sobre todo porque la película fue dirigida por Don Siegel. En 1979 Wayne hizo El Último Pistolero, un filme en el que el director le pidió al protagonista que disparase a alguien por la espalda, y él se negó porque le parecía de cobardes. Don Siegel, en una entrevista, reconoció que esa escena Clint Eastwood la hubiese hecho sin ningún problema.
Con respecto a Clint Eastwood, poco tengo que decir que no sepáis. Su faceta como actor no era suficiente para el protagonista de Million Dollar Baby y decidió meterse en la dirección y producción, sobre todo porque estaba harto de recibir órdenes y quería ser su propio jefe. Actualmente está considerado uno de los mejores directores del mundo, y se le compara nada más y nada menos con John Houston.
Pues estas sólo son algunas de las diferencias que existen entre John Wayne y Clint Eastwood; seguramente vosotros tendréis vuestros propios gustos y no opinaréis lo mismo; así que sólo tenéis que contárnoslo.

 

Alforfones on FacebookAlforfones on Twitter
Alforfones
¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!
Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados! Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

A %d blogueros les gusta esto: