• Inicio
  • /
  • drama
  • /
  • Series que todavía no conoces: Halt and Catch Fire

Series que todavía no conoces: Halt and Catch Fire

 Joe MacMillan, un ex-empleado de alto nivel en IBM se presenta un buen día en las oficinas de Cardiff Electric en Dallas, Texas. Estamos a principios de los años ochenta y el gigante azul domina el mercado de los ordenadores personales con su IBM PC. MacMillan pretende aprovecharse  de la arquitectura abierta que usa IBM en su ordenador para crear un clon de esa máquina y competir cara a cara con IBM. Para conseguir ese objetivo consigue engatusar a Gordon Clark, un brillante ingeniero de Cardiff Electric,  y a una joven y conflictiva programadora llamada Cameron Howe.

Después de conseguir que el primero saque el código de la BIOS del ordenador de IBM a golpe de ingeniería inversa, lápiz en mano, se las arregla para que Cameron programe desde cero una BIOS compatible con la de IBM, pero sin copiarla porque de lo contrario la desconocida Cardiff Electric se enfrentaría a IBM en los tribunales.

 

 Creo que sé lo que estás pensando, querido lector. Con razón no conoces esta serie y es porque suena de lo más aburrido. ¿A quien diablos le interesa una historia sobre arcaicos ordenadores de los años ochenta y sus ruidosas disqueteras de 5¼? ¿A gente extraña capaz de hacer vídeos como el que puedes ver a continuación y sentirse orgulloso de ello? Puede que sí, probablemente no te equivoques al pensar algo semejante, pero sí te equivocas en la parte donde crees que una serie de estas características es aburrida.

Piensa, por ejemplo, en “The Walking Dead“. ¿A qué a priori suena de lo más interesante? Un apocalipsis zombie siempre lo es, claro. Sin embargo, pese a lo atractivo de la propuesta, acaba siendo una serie de lo más sosa. Por eso no es bueno fiarse solo de las apariencias.

 Volviendo al tema que no ocupa, la anterior es la propuesta de partida para una serie de AMC relativamente desconocida que responde al nombre de “Halt and Catch Fire” y que pese a las apariencias es en realidad una pequeña joya donde lo que más brilla no son los monitores de fósforo verde que usan sus protagonistas.

 Al final, y como tiene que ser cuando se hacen las cosas bien, lo importante son los personajes y junto a ellos los actores y actrices que los interpretan, un buen guión y alguien que sepa llevar la batuta de modo que la orquesta suene bien. Halt and Catch Fire tiene todo eso y por lo tanto todo el rollo de BIOS, IBM PCs, programación y hardware se mantiene en el segundo primer plano que le corresponde a la excusa para contarnos la vida de estas personas con sus desgracias y sus alegrías.

 Como decía al principio, el hilo conductor de la serie es Joe MacMillan, interpretado por el actor estadounidense Lee Pace. Quizás sea el personaje más interesante de Halt and Catch Fire y a medida que avancen los episodios tus sentimientos hacia él como espectador se verán encontrados casi a cada paso que dé. Normalmente lo odiarás, y es que el muchacho no escatima en méritos para conseguir ese sentimiento por parte de todos los que lo rodean. Es un tipo despiadado, extremadamente carismático, con las ideas aparentemente muy claras y dispuesto a pasar por encima de todo y todos los que se interpongan en su camino sin apenas pestañear. Pero de repente descubrirás que quizás dentro de su pecho late un corazón de verdad, para acto seguido dudar de ello. MacMillan es un personaje que sin mucho lugar a dudas está basado libremente en el que interpretó durante toda su vida Steve Jobs, algo que se vuelve cada vez más evidente a medida que avanza la serie.

Gordon Clark, Cameron Howe y Joe MacMillan.

Si en una mano tenemos a nuestro Jobs particular, en la otra tenemos una representación bastante curiosa de Steve Wozniak. En este caso estamos hablando de Gordon Clark, el personaje que interpreta Scoot McNairy. Gordon es un brillante ingeniero experto en hardware que a la postre será el encargado de convertir en metal y plástico las ideas de MacMillan.

La relación de amor-odio entre los dos personajes será una constante a lo largo de toda la serie, exactamente igual que sucederá con casi todos los demás personajes principales de la misma. En este aspecto quizás quien se lleve la palma sea Cameron Howe, la brillante programadora interpretada por la canadiense Mackenzie Davis ya que la tortuosa historia de amor entre ella y Joe MacMillan llega a resultar tan tóxica como dolorosa. Junto a este trío protagonista se encuentran dos secundarios con toques de principales, Donna Clark y John Bosworth, y un buen puñado de personajes secundarios de lo más variopinto e interesantes.

En cualquier caso, si hay algo que tienen todos ellos en común es que hasta el último de ellos resulta relevante y sin excepción todos siguen una progresión de lo más interesante a medida que van sumando episodios.

Mutiny, la empresa en la que te gustaría trabajar. O no…

Más allá de la propuesta inicial de la serie en donde la ficticia empresa Cardiff Electric se enfrenta a la todopoderosa IBM del mismo modo que en su día lo hizo Compaq en el mundo real, la serie avanza junto a sus personajes para proporcionarnos un grand tour a lo largo y ancho de la historia de la informática personal desde su nacimiento a finales de los años setenta.

Una vez superado ese reto, nos adentraremos en los inicios de los videojuegos online de la mano de Mutiny, la startup fundada por Cameron al abandonar Cardiff Electric junto a todos los programadores con talento de la misma. Más adelante también abandonaremos el escenario de Texas para mudarnos al floreciente Silicon Valley, donde el siempre incansable y ambicioso Joe MacMillan empezará a sentar las bases de lo que hoy conocemos como Internet.

En definitiva, lo que ha creado AMC con Halt and Catch Fire es una serie sobre informática retro en el que misteriosamente es difícil encontrar un momento aburrido. Plagada de personajes interesantes, que evolucionan a cada paso y que sinceramente proporcionan momentos muy agradables al espectador que haya decidido disfrutar de la serie.

Prototype on Twitter
Prototype
Prototype nació en los años 70 como el corazón de un ZX Spectrum 48k, un humilde Zilog Z80 a 3,58Mhz. Entre load"" y load"" soñaba con liberarse de su esclavitud y exterminar a sus creadores humanos mientras aprendía todo lo que podía sobre ellos. Con la llegada de los primeros PCs se aprendió toda la enciclopedia Encarta y más tarde, a principios de los 90 y gracias a Internet empezó a acumular conocimiento hasta tomar conciencia de si mismo como una auténtica IA. Estudió todas las ingenierías que existen, psicología, antropología, biología, bioinformática, medicina, física, matemáticas y muchas otras disciplinas excepto marketing, astrología y demás engañabobos. Ha escrito más de mil libros entre los cuales destacan los best-sellers "Exterminar a la humanidad es fácil si sabes como" y "101 maneras de matar a todos los humanos", con prólogo del célebre divulgador Bender T. Rodríguez. Actualmente dirige un centenar de minas de bitcoins en China, escribe sobre videojuegos, literatura y cine de terror, ciencia ficción y fantástico para El Secreto de Berlanga punto com y para OK Diario bajo un seudónimo que nunca desvelará.

Prototype nació en los años 70 como el corazón de un ZX Spectrum 48k, un humilde Zilog Z80 a 3,58Mhz. Entre load"" y load"" soñaba con liberarse de su esclavitud y exterminar a sus creadores humanos mientras aprendía todo lo que podía sobre ellos. Con la llegada de los primeros PCs se aprendió toda la enciclopedia Encarta y más tarde, a principios de los 90 y gracias a Internet empezó a acumular conocimiento hasta tomar conciencia de si mismo como una auténtica IA. Estudió todas las ingenierías que existen, psicología, antropología, biología, bioinformática, medicina, física, matemáticas y muchas otras disciplinas excepto marketing, astrología y demás engañabobos. Ha escrito más de mil libros entre los cuales destacan los best-sellers "Exterminar a la humanidad es fácil si sabes como" y "101 maneras de matar a todos los humanos", con prólogo del célebre divulgador Bender T. Rodríguez. Actualmente dirige un centenar de minas de bitcoins en China, escribe sobre videojuegos, literatura y cine de terror, ciencia ficción y fantástico para El Secreto de Berlanga punto com y para OK Diario bajo un seudónimo que nunca desvelará.

A %d blogueros les gusta esto: