Los Premios Nobel en el cine

Hace unas semanas almorzábamos con la noticia de que el escritor Kazuo Ishiguro había sido galardonado con el Premio Nobel de Literatura. Ishiguro mantiene una relación estrecha con el mundo del cine puesto que ha escrito varios guiones para el cine y la televisión y, además, dos de sus novelas han sido adaptadas al cine: Lo que queda del día (James Ivory, 1993) y Nunca me abandones (Mark Romanek, 2010). Sin embargo, este escritor no es el único agraciado con el Nobel con una relación más o menos estrecha con el mundo del cine.

Kazuo Ishiguro, premio Nobel de literatura en 2017.

La relación entre cine y literatura siempre ha sido estrecha, por lo que no resulta extraño que varios libros escritos por premiados en los Nobel de literatura hayan sido adaptados al cine. Además de las cintas inspiradas en obras de Ishiguro, existen muchos ejemplos de grandes películas basadas en libros de escritores premiados por la Academia Sueca:

  • Las uvas de la ira (J. Ford, 1940). John Steinbeck (Nobel en 1962) fue uno de los escritores que mejor supo mostrar las vergüenzas de EEUU. La novela Las uvas de la ira y la película que adapta el libro narran con crudeza los destrozos causados por el crack de 1929 entre los granjeros del medio oeste americano y una emigración a California en busca de un paraíso que resulta falso. La novela, como el filme, trata temas como los desahucios, la explotación humana o la miseria de los emigrantes que no han perdido si un ápice de vigencia, tal y como se muestra en el siguiente video:

  • El viejo y el mar (J. Sturges, 1958). La película adapta la novela de Ernest Hemingway (Nobel en 1954). El autor americano, miembro de la denominada Generación Perdida (junto con otros estadounidenses que desarrollaron su carrera en Europa), escribió una de las novelas más relevantes del siglo XX. El viejo y el mar narra la lucha de un pescador por atrapar un pez en las aguas del Caribe. A pesar de la aparente trivialidad del argumento y de la brevedad de la novela, la obra es un canto a la constancia y a la resistencia aún en las condiciones más adversas. La novela fue adaptada al cine en varias ocasiones: en 1958, con Spencer Tracy como protagonista, y en 1990.

Spencer Tracy como Santiago, protagonista de El viejo y el mar.

  • El Libro de la Selva (W. Reitherman, 1967). Los relatos de El libro de las Tierras Vírgenes de Rudyard Kipling (premio Nobel en 1907) han sido adaptados varias veces a la gran pantalla (la última en 2016). Sin duda la versión más recordada es la que realizó la factoría Disney en 1967 (uno de cuyos momentos más brillantes se recoge en el video inferior). Ya hemos hablado en este blog de otra obra basada en un libro de Kipling: El hombre que pudo reinar.

  • Doctor Zhivago (D. Lean, 1965). El filme se inspira en la obra homónima de Boris Pasternak (Nobel en 1958) en que se narra la Revolución Rusa desde el punto de vista de un joven médico (trasunto del propio autor). El libro fue censurado en la URSS debido a que fue interpretado como un alegato antibolchevique y tuvo que ser editado en Italia. El gobierno soviético obligó a Pasternak a rechazar el premio Nobel dos años antes de la muerte del autor.

  • Muerte en Venecia (L. Visconti, 1971). A pesar de la controversia que originó en su momento, al sugerir temas como la pederastia o la homosexualidad, esta película es una de las mayores obras maestras de la historia del cine. El filme cuenta con una fotografía soberbia que se complementa con el adagio de la quinta sinfonía de Mahler para crear algunas de las escenas de mayor dramatismo nunca rodadas. La cinta se inspira en una novela corta de Thomas Mann (Nobel en 1929).

  • El tambor de hojalata (V. Schlöndorff, 1978). Günther Grass (Nobel en 1999) fue uno de los autores más críticos y polémicos de la segunda mitad del siglo XX. Su novela más conocida es El tambor de hojalata, un reflejo de la historia de Alemania en la década de 1930 en la biografía de un niño que, a los tres años, decide dejar de crecer. El filme, como la novela, fue duramente criticado y censurado por su crudeza y su ironía despiadada.

  • Julieta (P. Almodóvar, 2016). La última película de Almodóvar se basa en tres relatos de la escritora canadiense Alice Munro (Nobel en 2013). La obra de esta escritora consta de varias recopilaciones de cuentos protagonizados por mujeres que se han de enfrentar a las convenciones sociales.

Alice Munro: una de las mejores escritoras de la literatura contemporánea.

También algunos escritores galardonados con el Nobel de Literatura se ganaron las lentejas escribiendo guiones para el cine. Un ejemplo de ello lo constituye George Bernard Shaw (Nobel en 1925), autor del drama Pygmalion. Shaw escribió un guión a partir de su obra de teatro para una película del año 1938. Tan bien lo hizo que recibió el Óscar al mejor guión adaptado, siendo hasta el pasado año la única persona agraciada con el Óscar y el Nobel. Pygmalion inspiraría posteriormente el musical My Fair Lady (G. Cukor, 1964). Otros Nobel guionistas son Faulkner (Nobel en 1949), guionista del clásico Tener y no tener (1944, H. Hawks); García Marquez (Nobel en 1982) que adaptó su novela Eréndira a la gran pantalla en 1983, y nuestro Camilo José Cela (Nobel en 1989), que firmó el guión de la serie Don Quijote (M. Gutiérrez Aragón, 1991).

El dramaturgo irlandés George Bernard Shaw con sus dos premios.

El otro agraciado con el Óscar y el Nobel es el inesperado premiado en 2016, Bob Dylan. Dylan recibió la estatuilla de Hollywood por la canción Things Have Changed de la película Jóvenes prodigiosos (C. Hanson, 2000).

Algunos de los galardonados en otras categorías también han tenido una relación estrecha con el mundo del cine, puesto que se han producido numerosas películas que narran la vida de estos hombres y mujeres. Así, la vida Nelson Mandela (premio Nobel de la paz en 1993) ha sido reflejada en varios filmes como Invictus (C. Eastwood, 2009); Marie Curie (Nobel de Física en 1903 y de Química en 1911) es el personaje protagonista de una película de 2016 dirigida por Marie Nöelle; la cinta Una mente maravillosa (R. Howard, 2001) narra la biografía de John Forbes Nash (premio Nobel de Economía en 1994), y, dentro de nuestras fronteras, se han realizado dos series sobre la figura de nuestros dos premios Nobel de Medicina: Ramón y Cajal: historia de una voluntad (J.M. Porqué, 1982) y Severo Ochoa: la conquista de un Nobel (S. Cabrera, 2001).

Santiago Ramón y Cajal (1852-1934) y Severo Ochoa (1905-1993) son los dos únicos españoles galardonados con el Premio Nobel de Medicina y Fisiología. La biografía de ambos científicos fue reflejada en sendas series emitidas en TVE.

Antón L. Martínez

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar