• Inicio
  • /
  • Series
  • /
  • ¿Hay algo que se pueda salvar en el panorama seriéfilo nacional?

¿Hay algo que se pueda salvar en el panorama seriéfilo nacional?

Afortunadamente, en el mundo de la televisión hay multitud y multitud de series de todo tipo y nacionalidad, las suficientes para que no tengas que pararte a ver las producciones de nuestro país, algo que desde luego no llegan ni llegarán al nivel de otro países, estamos a leguas de distancia. Y no es por falta de guionistas, ni por falta de originalidad, que va, el problema es que las cadenas de televisión buscan lo que buscan. Si nos paramos a pensar en lo que nos ofrece la parrilla televisiva actual es para echarse a llorar. Desde comedias absurdas sin ningún tipo de sentido hasta aburridos romances llenos de clichés que pueden acabar con la paciencia de alguien. No hay variedad, ni estilo; las series siempre tienen el mismo problema; pueden llegar a hacer series con argumentos de lo más original, pero según avanzan los capítulos todas las producciones se estancan en el mismo problema, la maldita historia del chico y la chica.

Es quizás el principal problema que tienen las series en este país, que todas, absolutamente todas acabando convirtiéndose en una estúpida historia de amor en la que procuran mantener a la pareja paseándose entre el quiero y no puedo. Pero que le vamos a pedir a cadenas como Tele 5, que lo único que buscan es el maldito morbo desesperante que dan ideas a los millenians para su muy incierto futuro. Y lo más triste de todo, es que actualmente es líder de audiencia, deprimente, decepcionante… Pero bueno, vamos al grano, ¿hay alguna serie española que se salve en el panorama actual televisivo? Pues mi respuesta es casi no, desde mi punto de vista sólo se salva una, a pesar de que varios escritores de este blog no estén de acuerdo conmigo.

Comenzamos con un Humor sencillo sin originalidad: La que se avecina. La producción de los hermanos Caballeroes esa serie que trató de resucitar a la interminable Aquí no hay quién viva. A fin de cuentas, sigue siendo lo mismo que su predecesora, aunque algo más adaptada a la sociedad actual. El humor es zafio y simple con chistes muy poco originales que llegan a ser demasiado repetitivos. Evidentemente, esta no es la serie que salvaría, creo que no tiene la calidad suficiente como para considerarla buena, a pesar de que en ciertos momentos puede resultar graciosa, pero sólo en ciertos momentos. A pesar de su baja calidad, su falta de estilo y sus pedantes chistes, sigue siendo lo mejor que tiene Tele 5….

Continuamos con un tipo de series que me resultan tan terriblemente malas que he decidido catalogarlo en un grupo; el denominado grupo de los amores deprimentes, con esto me refiero a vulgaridades como el Príncipe o Velvet, que siguen siendo exactamente iguales a otras series del pasado como Los Hombres de Paco o la insoportable El Barco; tonterías amorosas repletas de clichés en la que un guapito y una guapita luchan por su patético amor día tras día a lo largo de sus demasiadas temporadas. En este grupo podría catalogarse el 90% de las series españolas; y puede que hasta me haya quedado corto.

Por otra parte, hay ciertos momentos en las que las cadenas de televisión deciden acogerse a la historia de nuestro país y crean las series de época,estoy hablando de series como Isabel o la deprimente Águila Roja; una de esas series que cada vez que la ves te preguntas que es lo que se han fumado sus guionistas para hacer algo tan poco inteligente ¿Qué diablos es su protagonista?¿Una especie de mezcla entre un Ninja y Curro Jiménez?¿Y porqué tuvo tanto éxito? Menos mal que han decidido acabar con ella…

Pero hay una, sólo una, que puede llegar a salvarse. Y digo puede llegar, porque por desgracia, a veces peca de repetitividad. Me estoy refiriendo a El Ministerio del Tiempo; una serie que vivió gracias a una grandísima idea muy original que afortunadamente la 1 decidió añadir a su parrilla. Los actores no es que sean gloriosos, más bien un poco justos, pero por lo menos se puede ver en España una serie diferente a lo que estamos acostumbrados, algo innovador. En esta última temporada la serie ha flaqueado un poco, dejando atrás ese humor que le caracterizaba y preocupándose un poco más en tramas que no llegan a enganchar de todo. De hecho la temporada pasada su personaje principal, Pacino, resultó ser muy interesante, pero en esta nueva temporada se ha quedado en un personaje vacío, con muy poco interés y un humor que no acaba de gustar. Creo que Hugo Silva, el actor que lo interpreta, no sabe llevar al personaje a ese punto que debería. Ha sido una gran decepción. Pero todo esto no importa mucho, porque la 1, en un alarde de originalidad, cree que la serie no es lo suficientemente buena como para renovarla, ya que la gente prefiere ver esas malditas producciones de amoríos varios. Como ya dije al principio de este post, decepcionante… Esperemos que San Netflix decida rescatarla y nos regale nuevas temporadas.

Para terminar, os voy a dar un consejo: No perdáis el tiempo con las producciones nacionales y pasaros a las extranjeras. Eso sí, a El Ministerio del Tiempo le podéis echar un vistazo… y, porque no, a Buenafuente

Alforfones on FacebookAlforfones on Twitter
Alforfones
¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!
Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados! Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar