• Inicio
  • /
  • Cine
  • /
  • ¿Realmente funciona la protección de testigos?

¿Realmente funciona la protección de testigos?

Si hay una característica en las típicas películas americanas es la ya mítica situación de ese testigo que es una pieza clave para acabar con la carrera de un mafioso o un delincuente difícil de atrapar. Evidentemente, esa misma policía que siempre suele llegar tarde a la mayoría de las escenas  finales de las películas tiene la lúcida idea de proponer la opción de protección de testigos. ¿Y en qué consiste? Pues muy sencillo, la policía se hace cargo de esa persona proporcionándole una nueva identidad y un nuevo hogar (a saber como lo harán en España, no me creo yo que el estado decida gastar dinero en un ciudadano medio….), apartándole así del temible psicópata o mafioso que está deseando acabar con su vida. El problema es que el cine nos ha demostrado que esta decisión puede originar temibles consecuencias, generalmente no suelen acabar bien, Generalmente los personajes que deciden probar la protección de testigos suele acabar peor de lo que imaginan. La mayoría de las veces, la policía suele tratar de ser muy amable con estas personas y procuran recordarles en todo momento la importancia de su declaración ante el juez, pero nunca les dicen que el camino no va a ser nada fácil.

Sino, que se lo digan a El hombre Cangrejo y a Joy Turner, quienes tuvieron que escapar de su ciudad natal para resguardarse lo más lejos posible, se pasaron por un piso junto a la vía del tren muy al estilo Blues Brothers e incluso disfrutaron de una mansión de lujo impresionante, pero desgraciadamente no cuajó en ningún momento y a pesar de la incompetencia de los policías, consiguieron resolver el problema y volvieron a Camden, ese pueblo nauseabundo donde vagabundeaba nuestro amigo Earl. Sin duda, en este caso la protección de testigos no funcionó en ningún momento, aunque también hay que decir que las objeciones de los protegidos no ayudaban a encontrar un lugar cómodo y adecuado para poder mantener esa protección.

Dejando de lado la comedia, hay otros tantos casos en los que estos testigos sufren el peor de los destinos, su muerte, así que, recordándoos que a partir de aquí hay dos spoilers del Padrino y Uno de los Nuestros, continúo:

En la película Uno de los nuestros, una de esas obras maestras que extrañamente no han sido valoradas como se merecían en su época, su protagonista al final de la película se convierte en un testigo clave para conseguir encarcelar a uno de los mafiosos más importantes de la historia. En este caso el protagonista tuvo mucha suerte, ya que consiguió sobrevivir y pasó desapercibido, aunque como bien dice al final, tras la vida de placeres y acción que  tuvo que acabar viviendo “como un gilipollas”. Acaba vivo, eso es cierto, pero ¿a que precio?

Pero la que es tal vez la mejor muerte que he visto en el cine de un testigo en protección es la del Padrino III, la peor película de la saga pero aún así una gran película. En este filme el gran consigliere del Padrino, Tom Hagen, convence a un ex miembro y amigo de la familia Corleone que está en protección de testigos para que él mismo se quite la vida debido a su deshonra, a su falta de compromiso. ¿Para qué mancharse las manos si ya lo puede hacer él mismo? Vamos, que tanta seguridad no fue suficiente para poder controlar a una de las mafias más importantes del cine..

Pero no sólo en la actualidad falla eso de la protección de testigos, ya que en el lejano oeste existía un variante a este método que consistía en encerrar en una casa a alguien amenazado a muerte junto a unos tipos muy duros que supuestamente tienen que protegerlo. Pero como se puede ver en Sin Perdón, en algún momento el amenazado va a estar sólo, y ahí estará la magnífica banda de William Munny para mandar a un chaval miope para acabar con él. Eso sí, por muy miope y cobarde que fuese, acabó matándolo.

En definitiva, queda claro que el sistema de protección de testigos, sea en la época que sea no funciona; y si funciona, como es el caso de Uno de los Nuestros, el testigo acaba “como un gilipollas”. Así que ya sabeís, chicos y chicas, si en algún momento, Dios no lo quiera, la policía os ofrece la opción de la protección de testigos…¡negaos de inmediato!

Alforfones on FacebookAlforfones on Twitter
Alforfones
¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!
Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados! Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar