• Inicio
  • /
  • Cine
  • /
  • La ardua tarea de interpretar a un villano

La ardua tarea de interpretar a un villano

Los villanos son personajes clave para el transcurso de una película, si una película dispone de la figura de un villano en su argumento, la historia es más fácil de contar y suele mejorarla, aunque en muchos casos lo empeora. Generalmente, en muchas e las películas se suele valorar más al actor que interpreta este papel que al propio protagonista. No es nada fácil conseguir hacer un papel negativo, despiadado y sin escrúpulos. De hecho, por desgracia existen multitud de casos en el que grandes actores han interpretado a villanos carentes de actitud, de personalidad… Y no es de extrañar, ya que conseguir hacer un buen papel de estas características es quizás el trabajo más difícil de cada actor, y también el más deseado.

¿Porqué es más fácil interpretar al héroe?

Cuando un actor interpreta al héroe, a ese protagonista que cree en lo correcto  y lucha por el bien, sabe que la clave a la hora de conseguir el éxito es provocar que el público se identifique con él. Con esto quiero decir que es mucho más fácil que un espectador valore antes a un héroe que lucha por ayudar a los demás que al villano que busca lo contrario. Generalmente, el héroe suele acabar consiguiendo la victoria y salvando en ciertos casos una, dos e incluso miles de vidas . ¿Quién no se identificaría con alguien así?¿Quién no admiraría a un personaje de estas características? Esta es la razón por la que resulta más fácil interpretar a un personaje que dispone de la ventaja de la admiración. Un villano tendrá que ganarse poco a poco esa admiración…u odio. Desde mi punto de vista, creo que el villano es el mejor personaje que puede interpretar un actor en toda su carrera. Crear un personaje que admire esos ideales opuestos al tuyo es una de las tareas más difíciles a las que tiene que enfrentarse todo actor, ya que tiene que conseguir ser una persona completamente diferente, una persona que sabes la gente va a acabar odiando o adorando, dependiendo de lo bueno que pueda llegar a ser tu trabajo. Evidentemente, todo esto es válido si va acompañado de un buen guión, sino olvida todo lo que dije.

Actitud

Tal vez esta es una de las claves que identifican a todo un villano, su actitud. La personalidad que un actor le pueda conseguir dar a un personaje puede llegar a crear una persona diferente, original, que a la gente le va a llamar la atención. Un claro ejemplo de la perfecta actitud ao podemos ver en el famoso Joker que interpreta Heath Ledger en la segunda película de Batman dirigida por el gran Christopher Nolan. En este villano podemos ver a un enemigo completamente diferente a lo que nos tienen acostumbrados en el cine de superhéroes. Cada gesto, cada detalle del personaje van mostrando las características que le identifican. Sus pequeñas muecas continuas muestran esa furia contenida deseando salir, su profunda mirada denota el peligro y sus continuos movimientos inesperados provocan que la gente no pueda estar relajada en ningún momento. En este caso no nos estamos encontrando a un villano clásico que busca acabar con el héroe, sino a un ser egoísta que sólo piensa en sembrar el caos de modo que le beneficie lo máximo posible, y si a eso le añadimos una pizca de locura nos encontramos un gran personaje que llega a tener mucho más éxito que el hombre murciélago.

Vestuario

Hay otros casos en los que el vestuario es imprescindible a la hora de identificar a un villano. Si a ese personaje le quitásemos la armadura o incluso una destacable deformidad, nos encontraríamos a una persona normal mala, pero persona normal a fin de cuentas. La clave a la hora de interpretar a esta clase de villanos es la fisicidad del actor. Si la fisicidad de uno de estos personajes no encaja con su vestuario, la gente no se acabará creyendo al villano, y carecería de interés. El ejemplo más famoso del cine lo podemos ver en Darth Vader, si a uno de los más importantes villanos de la historia le quitamos la armadura sabiendo lo que hay debajo, no veríamos nada que nos mostrase odio y maldad, sino debilidad. De hecho la forma que tiene Lucas d emostrarnos la parte buena del personaje es quitándole parte del vestuario (el casco, por si no lo recordáis). Con respecto a la fisicidad, si el actor que interpretó al villano no llega a mostrar esa pose rígida, sin casi movimiento alguno, no veríamos al verdadero Vader; nos parecería uno más del imperio. ¿os imagináis a Darth Vader encorvado?

El reparto

Tal vez no sea un factor tan importante como los dos anteriores, pero en ciertos casos ayuda bastante. Cuando un villano muestra su lado más temible, el resto de los personajes a los que se enfrenta en la escena deberían de mostrar temor, miedo, deberían de sentirse afectados por la situación. Hannibal Lecter no nos haría sentir tanto miedo si Jodie Foster no hubiese mostrado temor alguno por el villano, a pesar de que le está viendo completamente inmovilizado. El miedo que muestra la protagonista nos esta haciendo ver que el caníbal más famoso del cine puede llegar a hacerte sentir amenazado sólo con unas palabras y esa penetrante mirada. Imaginaos si justo después de que el villano hubiese hecho el famoso sorbido que le caracteriza, Jodie Foster hubiese cogido un Kleenex y le hubiese limpiado la boca ¿Quién tendría miedo de un baboso?

Así que si en un futuro decidís interpretar a algún villano, recordad esas tres palabras: Actitud, Vestuario y Reparto. Si a todo esto le añadimos calidad interpretativa seguro que conseguiréis crear a un gran villano

Alforfones on FacebookAlforfones on Twitter
Alforfones
¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!
Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados! Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar