Legión: el lado más surrealista de Marvel

Cuando pensamos en Marvel, nos vienen a la cabeza miles de superhéroes más que conocidos por todos nosotros; desde el Capitán América (personaje que desde mi punto de vista ha sido bastante mejorado gracias al cine, dándole una profundidad que no se veía en los cómics) a Spiderman, pasando por el gran Lobezno (de quién os hablé tiempo atrás en el post Lobezno: La ira que embaucó al honor).  Aprovechando que hoy mismo estrenan la esperadísima Infinity War, voy a aprovechar para hablaros de alguien que no es tan conocido como los que comenté anteriormente, pero que gracias a un magnífica serie ha comenzado a cobrar mucha importancia; me estoy refiriendo a Legión.

La serie Legión nace de una colección de cómics protagonizada por el hijo de el mismísimo Charles Xavier, un mutante incomprendido que no consigue controlar el gran poder que posee. Recuerdo muchos años atrás, en una feria del cómic, haber comprado esos cómics, y también recuerd que destacaban por su toque surrealista. No me llamaron demasiado la atención, a pesar de que el personaje me parecía bastante desarrollado. Gabrielle Haller (alias Legión) apareció por primera vez en un cómic de los nuevos mutantes (de los cuales se hizo una película que se estrenará cuando los grandes jefazos lo digan, ya que ha sido aplazada un par de veces. De hecho si ves el tráiler puedes ver que pretenden innovar con una película de terror protagonizada por los jóvenes mutantes), pero para entender la complejidad del protagonista era necesario que éste tuviese una colección propia, y así fue como nació la colección de comics Legión.

El año pasado, la cadena FX decidió apostar por una serie de Marvel que se antojaba complicada pero a la vez entretenida. Y sin duda acertaron con una grandísima producción, una de esas series que sólo algunos van a poder disfrutar lo que se merece. Porque Legión no es una serie fácil, que va, es todo lo contrario; la dificultad de sus sinsentidos a lo largo de la historia te hace sentir en medio de un rompecabezas en muchos casos perturbador. Nos podemos encontrar desde sueños incomprensibles a peleas de baile cuando menos te lo esperas. Pero realmente lo que podemos llegar a ver es la belleza de lo incomprensible.

Todas y cada una de las escenas en esta serie destacan por multitud de pequeños detalles, cada uno relacionado con el otro para mostrarnos un momento perfecto. El toque vintage que sostiene a la ambientación es lo suficientemente surrealista para que comiences a adentrarte en ese misterioso universo. Cada lugar y cada personaje de la historia convierten una serie normal en una locura psicodélica. Es tal la complejidad de su argumento que a lo largo de la serie no eres capaz de distinguir en que momentos te encuentras en el mundo real y en cuales te encuentras en ese sueño imaginario… Porque si nos paramos a pensar, es precisamente lo que le pasa al protagonista, sus poderes son tan difíciles de controlar que no llega a saber distinguir entre realidad y ficción.

Los decorados de Legión están perfectamente definidos, los lugares extraños se complementan con ese clasicismo sesentero que se le trata de dar a la producción. Desde mi punto de vista, yo iría más allá, proponiendo una decoración todavía más extrema, más colorida, llegando al nivel del gran Wes Anderson; aunque si nos fijamos en algunas escenas, pueden llegar a haber casos en los que piensas estar viendo una de las películas del director de Hotel Budapest, eso sí, no llegan a conseguir la belleza de las escenas del gran Wes Anderson, eso es muy difícil.

En definitiva, Legión es una de esas agradables sorpresas que de vez en cuando te alegras de haber conocido. Pero puedo entender que del mismo modo que hay gente como yo que disfruta esta serie, habrá otros tantos que no le encontrarán sentido a la historia. Si algún día llevasen Legión al cine, me encantaría que la dirigiese Wes Anderson, podría crear una película surrealista preciosa. Pero por lo que más quieran, por dios, que ni se les ocurra dejar que la dirija David Lynch, que eso acabaría con el personaje…

Alforfones on FacebookAlforfones on Twitter
Alforfones
¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!
Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados! Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar