• Inicio
  • /
  • Cine
  • /
  • La corrupción de la política en el cine

La corrupción de la política en el cine

Las últimas noticias relacionadas con el mundo de la política en el panorama nacional son la principal atracción del momento, de hecho dudo que haya algún día en el que no veamos un nuevo caso de corrupción. Si no es el Aloe Vera que robó Cifuentes, es el “jueguecito” éste de masters y tesis que parece ser un “a ver quién la tiene más grande”. Pues todo esto de la corrupción ha sido uno de la principales factores que tiñen a la sociedad; de hecho el cine quiso plasmar en ciertos momentos esa faceta, creando películas muy interesantes y otras no tanto…

La desconocida Bulworth

Allá por el año 1998 Warren Beauty decidió arriesgarse con esta sátira repleta de críticas al mundo de la política; y no pudo haber salido mejor, porque Bulworth es una grandísima película muy poco valorada en su momento, a pesar de haber sido nominada al Oscar a mejor guión. Warren Beauty borda ese papel de gobernador decepcionado, que decide cambiar completamente su vida y dedicarse a decir la verdad en todo momento, sin tener en cuenta sus consecuencias. Durante todo el film te encuentras a un hombre detrozado, completamente humillado y con una notable falta de decencia. Se me ocurren muchos políticos en la actualidad que podrían interpretar sin ninguna duda este papel a la perfección, pero no voy a decir nombres, no vayamos a desatar la guerra…

La poco interesante Atilano Presidente

Nunca me ha gustado esta película, ya que la considero como una idea poco original que se hizo para aprovechar el tirón que tenía el Manquiña post Airbag; una película por cierto, que a mi personalmente no me gustó demasiado, a pesar de que tenía algún momento divertido.  De hecho, coincidió con esa época en la que Tarantino arrasaba con ese estilo que le caracteriza y muchas otras películas decidieron hacer lo mismo, una de ellas es Airbag.

Pero volvamos a Atilano, el cual es un filme simplón en el que le dan un completo protagonismo a Manquiña, tratando de mostrar el odio interior del personaje ansioso de poder, cubierto por una finjida sonrisa. Evidentemente, no lo consiguió, ya que los diálogos carecían de ritmo, por lo que en ciertos momentos te perdías, intentando retomar la trama principal de la historia. Un ciudadano adinerado ansioso de poder decide dedicarse a la política para saciar su sueño. ¿A qué más de un político español se os vino a la cabeza cuando leísteis esa descripción?.

La utópica Invictus

Clint Eastwood también tanteó el mundo de la política, tanto en la vida real (fue alcalde de un pueblo llamado Camden y recibió a los reyes de España, aunque lo único que hizo para el pueblo fue poner aparcamientos para los carritos de helado, por lo que no volvió a ser reelegido, evidentemente…) como en el cine. Una prueba de ello es Invictus, la cual a pesar de no estar al nivel del afamado director, resulta ser una buena película. En este caso nos encontramos lo utópico, ese personaje que si estuviese en España sería algo así como Ned Stark en Juego de Tronos, un líder que piensa en los demás, siempre mira el lado bueno de las cosas a pesar de sus vivencias y siempre lucha por la paz en su país: Nelson Mandela. En el filme nos cuentan el año en el que el líder decide tratar de unir a sus compatriotas con un mundial de rugby, donde el “cara de patata” Matt Damon es el capitán de la selección Sudafricana. Morgan Freeman interpreta a un gran Mandela, sin duda es lo mejor de la película; sinceramente no se me ocurriría nadie mejor para interpretar ese papel.

Bonus Track: Mi favorita

Este caso es algo especial, porque no es un filme que destaque como político, a pesar de que está catalogada como tal. Me estoy refiriendo a esa gran historia llamada V de Vendetta, una visión tétrica y postapocalíptico de un mundo que cada vez se va pareciendo más al nuestro. V es un personaje muy bien trabajado, con  unos movimientos perfectamente trazados y una fisicidad única. La voz transmite un misterio que encaja perfectamente con el personaje, es tal vez uno de los mejores Anti Héroes que nos regalaron los cómics (por debajo, eso sí, de el gran Lobezno). Su archienemigo es un líder político que se caracteriza por su egoísmo, de hecho la corrupción está a la orden del día. La falsedad y la ironía son las principales protagonistas del filme, con cierto detalles muy similares a los que nos acompañan hoy en día.

Alforfones on FacebookAlforfones on Twitter
Alforfones
¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!
Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados! Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar