• Inicio
  • /
  • Cine
  • /
  • El hombre que mató a Don Quijote: El sueño de Terry Gilliam por fin se hace realidad

El hombre que mató a Don Quijote: El sueño de Terry Gilliam por fin se hace realidad

Tras largos años de espera, el Monthy Python Terry gilliam por fin consiguió hacer la película que tanto le había costado: El hombre que mató a Don Quijote. A pesar de ser un filme que durante mucho tiempo se pensó iba a acabar como la famosa película de Superman dirigida por Tim Burton y protagonizada por Nicholas Cage, sorprendentemente la película se ha estrenado en los cines.

Todo surgió a finales de los 80, cuando Terry Gilliam conoció Don Quijote de la Mancha y se enamoró perdidamente de la novela, y no es de extrañar, ya que creo que Don Quijote es tal vez la mejor historia que se ha llegado a hacer en la historia de España, y posiblemente en la de Europa. Hubo que esperar unos años, exactamente en 1998, para que el director decidiese hacer una película sobre Don Quijote con una gran estrella como Johhny Deep en el papel de Sancho y Jean Rochefort en el del Quijote (ya se que al leer este nombre lo primero que os viene a la cabeza es el queso, pero creerme, no tiene nada que ver).

Pero todo acabó siendo un desastre, entre inundaciones en el rodaje e inconvenientes varios, el rodaje se canceló en el año 2000. De hecho hay un documental bastante interesante llamado Perdidos en La Mancha que cuenta un poco como fue el tema, el making off y curiosidades varias. Hubo que esperar a 2008 para que Terry gilliam volviese a intentarlo y darle una segunda oportunidad al filme. Por desgracia Johnny Deep decide abandonar el proyecto y Jean Rochefort no estaba dispuesto a repetir, así que los protagonistas serían Michael Palliin en el papel de Quijote y Ewan Mcgregor en el de Sancho, era una grandísima noticia… Por desgracia, el gafe se volvió a apoderar de la situación y no se pudo hacer la película.

Y no se vayan… ¡que aún hay más! Porque en el 2014 Terry Gilliam pensó que a la tercera iba la vencida, así que volvió a intentarlo. En este caso John Hurt interpretaría al Quijote y Jack O`Connel sería Sancho. Parecía que ésta si iba a ser la definitiva, pero desgraciadamente detectaron a John Hurt un cáncer y tuvo que dejar el rodaje.

Hubo que esperar dos años para resucitarla de nuevo, Michael Pallin volvía de Quijote y un desconocido Adam Driver interpretaría a Sancho. Una apuesta arriesgada teniendo en cuenta que de aquellas Adam Driver había sido machacado tras su nefasto papel en Star Wars, a pesar de que es uno de los mejores actores que hay actualmente en el cine, y lo acabará demostrando. Como os podréis imaginar, esta cuarta oportunidad también acabó cancelándose, acrecentando todavía más ese gafe.

Y ya cuando nadie se lo esperaba, en el año 2018 se vuelve a intentar otro rodaje, todavía con Adam Driver en el proyecto pero con un quijote nuevo, Johnathan Pryce. Tras enterarme de que por fin el filme iba a salir a la luz, me moría de ganas de verla, sólo por curiosidad, para ver como era la película más gafe de la historia del cine. Por fin la vi, tras tantos años de espera, y he de decir que, a pesar de todo, me ha gustado bastante.

El filme es muy arriesgado, el cambio temporal en ciertos aspectos puede resultar molesto, provocando incluso una pequeña falta de interés. Sería difícil definir esta película, ya que creo que el Hombre que mató a Don Quijote es más que una historia, es una mezcla de cine y arte. La fotografía de todas las escenas son espectaculares, el modo de ver la belleza de la España profunda de un modo diferente y esperpéntico retrata considerablemente a muchos cineastas españoles, quedando demostrado que tiene que ser un director inglés el que tenga que descubrirnos la belleza de nuestro país, ya que en ciertos momentos te encuentras paisajes espectaculares. Las localizaciones escogidas por el director muestran una España desconocida para muchos, en donde todo el escenario habla por si sólo y las transgresiones son las verdaderas protagonistas.

Otro tema a destacar en el filme es el reparto, tanto Adam Driver como Johnathan Pryce bordan sus papeles, mostrándonos unos personajes perfectamente hilados, con una conexión única entre ellas que hace más creíble esa sorprendente amistad.  Los numerosos secundarios ayudan a decorar esa alocada historia en la que la pareja protagonista se adentra, ciertos papeles como los de Sergi Gómez avivan en ciertos momentos el toque humorístico, creando situaciones extrañas abarrotados de locura.

Tal vez lo que menos me gustó de la película fue ese mejunje temporal que nos trata de encajar en la historia, desconcertando a los espectadores y ofreciendo un sinsentido muy poco conciliador. La lentitud en ciertas situaciones sobraba y muchas escenas resultan innecesarias, sin ellas no hubiese pasado nada. Por el contrario, hay bastantes agujeros en el guión que el director no quiere explicar, dejando muchas piezas sin encajar, tratando así de fomentar la imaginación del espectador, algo que desde mi punto de vista no consigue

Tal vez El hombre que mató a Don Quijote no sea la película del año, pero creo que es un filme digno de disfrutar y debería de verse como algo más que una simple historia.

Alforfones on FacebookAlforfones on Twitter
Alforfones
¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!
Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados! Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar