Un paseo por el alocado mundo de Maniac

Generalmente, en lo que corresponde al ámbito seriéfilo, nos solemos encontrar habitualmente alguna serie que supere los límites del absurdo, de esas que les gusta jugar con la comprensión del espectador. Este año le ha tocado representar ese papel a Maniac, una de las novedades de Netflix. La serie creada por un director en auge como Cary Fukunaga nos presenta un mundo alocado en el que nos podemos encontrar todo tipo de personajes, cada cual más extremo. Su historia es lo suficientemente abierta como para permitir a sus guionistas jugar con todo tipo de rupturas argumentales, provocando así un interés atípico en el espectador.

Lo que más me ha llamado la atención de la serie es su ambientación; un futuro cercano y aterrador en el que ciertas excentricidades encajan a la perfección con el realismo que se respira. El toque vintage le da un encanto especial, convirtiéndose así en un futuro con un toque nostálgico. De hecho, son pequeños detalles los que muestran esos avances con respecto a nuestro tiempo, pero resultan más que suficientes como para conseguir envolverte en ese lugar. De hecho, toda la excentricidad del lugar llega a dar un toque tan vivo a la historia que puede llegar a resultar incluso cómica.

A pesar de que me parece una serie bastante aconsejable, he de reconocer que es una de esas producciones difíciles, no apto para todos los gustos. Algunos la vemos como algo diferente, con la suficiente frescura como para convertirse en una gran historia. A lo largo de los capítulos nos encontramos situaciones incoherentes, momentos que no encajan en la historia, pero tal vez eso sea uno de los principales atractivos de la trama (evidentemente, toda incoherencia tiene sus límites; si abusas de ella, acabarás siendo un David Lynch de la vida, y eso sí que no tiene ningún atractivo). Por otra parte, estoy seguro de que habrá otro tipo de gente a la que no le guste la historia, ya que la incomprensión de una  inconclusa trama les provoca una llamativa falta de interés. En definitiva, que de vosotros, tan sólo la mitad disfrutarán con esta serie.

Tal vez el gran interés que propició Maniac fue su reparto.  Emma Stone y Jonah Hill protagonizan la serie junto a un grandísimo Justin Theroux (protagonista de Leftovers, y para mi, el actor perfecto para interpretar a Rick Grimes), tres actores de un nivel altísimo que demuestran capítulo tras capítulo lo que valen. La conexión de su pareja protagonista es más que notable, ambos se compenetran de un modo especial, cada uno de sus gestos siempre son correspondidos y ambos tienen la capacidad de mostrarnos sus sentimientos de un modo sorprendente. Por otra parte, el personaje de Justin Theroux juega más con excentricismo, es una mezcla de decepción y mentalidad negativa que poco a poco comienza a ver un agujero al final del túnel.

Si a todo esto añadimos unos secundarios destacables, cumpliendo bien su papel, y una historia atrevida, nos encontramos uno de los estrenos más interesantes de esta temporada. De hecho, este tipo de series suelen ser muy arriesgadas, el absurdo puede ser los suficientemente bueno como para auparte al éxito pero a la vez también es lo suficientemente malo como para que hagas el ridículo, sino que se lo digan a Legends of Tomorrow (por Dios ¿en qué estarían pensando los guionistas?¿en serio consideran eso humor?).

En definitiva, si lo que buscas es la típica serie fácil de ver para un poco de entretenimiento, no veas Maniac, pero si por el contrario eres de los que disfrutan con la originalidad y busca una historia lo suficientemente diferente a lo que te puedes encontrar por ahí, esta es tu serie.

Alforfones on FacebookAlforfones on Twitter
Alforfones
¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!
Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados! Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar