Series que todavía no conoces: Good Omens y la atípica locura

Sería muy fácil que aprovechase este post para recomendaros la serie del momento Chernobyl,  pues me imagino estaréis más que hartos de leer algo sobre la producción. Yo prefiero alejarme un poco de lo habitual e ir un poco más allá. Dejando a un lado ese tipo de series que suelen ser muy útiles para recomendar a alguien, voy a hablaros de otra miniserie algo menos conocida pero no por eso menos entretenida; estoy hablando de Good Omens, una producción basada en una novela del año 1990 con el mismo nombre, un estreno bastante sorprendente de Amazon. No se me ocurre mejor manera de empezar a hablaros sobre ella que usando la magnífica intro de la serie, una gran presentación que ya le gustaría a muchas otras…

Good Omens destaca por su gran reparto, encontrándonos así una miniserie coral. varios de los mejores actores del momento se dan cita en una historia alocada y en ciertos momentos confusa que trata de llevarnos a un mundo demasiado atípico, algo que puede encantar a muchos pero por el contrario también puede ser rechazado por otros tantos. El Ex Doctor Who (sin duda mi favorito) David Tennant y Michael Sheen protagonizan esta caótica historia. Tennant borda la interpretacción de un esperpéntico demonio y Sheen representa la bondad insegura con su innovador ángel. Junto a la pareja podemos encontrarnos a grandes actores como Jon Hamm (para mi muy desaprovechado, creo que es un actor que se merece un papel importante después de demostrar en Mad Men de lo que es capaz), Michael McKean (un clásico), David Morrisey (a pesar de que tiene un papel muy pequeño) o Frances McDormand (en este caso, la actriz únicamente pone la voz). Sin duda los mejores momentos de la serie suelen ser durante la aparición de estos actores, ya que ellos sólos son capaces de llevar todo el peso de la escena; en especial el que mejor interpreta su eficiente y alocado personaje es Jon Hamm.

El escritor de la novela original en la que se basa la serie es un clásico de los sobrenatural: Neil Gaiman. Para los que no lo conozcáis, es el mismo que escribió la novela American Gods, libro del cual también ser hizo una serie que va bajando el nivel capítulo tras capítulo sin explicación alguna (la segunda temporada me está resultando intragable). En Good Omens se puede ver ese detalle de locura que identifica las historias de Gaiman, pero no acaba de convencer en ciertos instantes, ya que da la sensación de estar viendo una historia que se desvanece en lo simple y no trata de buscar más allá de la historia. Hay ciertas escenas que rozan lo ridículo, convirtiéndose en detalles demasiado infantiles que no acaban de cuajar. Pero hay otros momentos en los que encuentras el verdadero sentido de la historia, las interpretaciones nos muestran una trama atractiva y lo suficientemente alocada como para darle esa chispa necesaria en cada escena. Si hay algo que caracteriza a esta miniserie, es el hecho de ser muy inglesa. Una historia oscura con personajes extremos y diálogos vivos que pierde el sentido en multitud de ocasiones. La ironía y el humor a veces negro (menos veces de lo que me hubiese gustado) son características muy habituales en el estilo inglés.

A pesar de que la serie me resultó muy interesante, no puedo evitar pensar en ese desgaste que va sufriendo capítulo tras capítulo, llegando a un desenlace muy poco interesante, casi innecesario, ya que la multitud de situaciones en las que se encuentran todos los personajes llegan a resultar bastante planas. Tal vez Good Omens os guste menos que Chernobyl, pero os puedo asegurar que os lo vais a pasar muy bien… ¡Hasta la semana!

Alforfones on FacebookAlforfones on Twitter
Alforfones
¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!
Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados! Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar