• Inicio
  • /
  • Cine
  • /
  • Historias de un matrimonio tiene un reparto de lujo pero su historia no convence

Historias de un matrimonio tiene un reparto de lujo pero su historia no convence

Aparte de Joker e Irishman, este año también destaca por producciones que buscan hacerse un hueco en la próxima ceremonia de los Oscar. Una de ellas es Historias de un Matrimonio, la producción de Netflix que poco a poco está comenzando a dar que hablar por su manera de contar una historia de un modo casi teatral, utilizando el realismo como santo y seña de la trama. Lo más destacable de la producción es, sin duda, su gran reparto, ya que cuenta con actores y actrices de la talla de Adam Driver, Scarlett Johansson, Ray Liotta e incluso el mítico Alan Alda (al que recordamos por sus numerosas apariciones en muchas de las películas de Woody Allen).

Scarlett Johansson no necesita casi presentación, su amplia trayectoria la define y tiene la suficiente experiencia cómo para comprender perfectamente el rol que marca el personaje en la historia, una mujer que desea un cambio, quiere buscar otro camino para su futuro y según va transcurriendo la película se da cuenta de los errores que ha cometido en el pasado. La interpretación de la actriz es bastante profunda y realista, se puede notar la evolución de su personaje a lo largo de la trama, llevando a la gente que le rodea por el camino que ella quiere.
Adam Driver todavía no tiene la amplia trayectoria de la que podría presumir Scarlet Johansson, pero sin duda es un actor que promete mucho, y en unos años seguramente esté levantando un Oscar. Tal vez el hecho de que se haya dado a conocer con su papel como Kylo Ren en la saga Star Wars no ayudó demasiado, ya que el personaje es muy plano y da muy pocas posibilidades de lucidez al actor. Sus papeles en Infiltrados en el KKKlan y en Historias de un Matrimonio demuestran el prometedor futuro del actor, el cual es mucho mejor de lo que demuestra con el “villano” Kylo Ren.
En lo que respecta a los secundarios, en el filme hay dos pesos pesados como Ray Liotta y Alan Alda. El primero todavía vive de rentas, ya que su papel en Uno de los nuestros es el que está pagando su carrera. Es cierto que ha disfrutado de interesantes papeles secundarios en algunos filmes, pero siempre ha estado en un segundo nivel, muy por debajo de lo que podría demostrar. A pesar de todo, Ray Liotta siempre destacó por ser un secundario cumplidor que en la mayoría de los filmes en los que participa destaca sobre el resto de los personajes, dándole un toque de seguridad de la que carecen muchos actores. El actor encaja bastante bien con el papel que tiene en la película y los momentos en los que se muestra, su interpretación le avala como el principal entretenimiento de la escena, por encima incluso de sus protagonistas. El problema es que siempre se queda ahí, en un buen secundario. Alan Alda es uno de esos grandes actores que, al igual que Ray Liotta, acostumbra a realizar pequeños papeles, sobre todo en los filmes de Woody Allen (Annie Hall o Delitos y Faldas son algunos ejemplos). Su papel más importante fue en la mítica serie MASH, por el cual consiguió un Globo de Oro. En Historias de Matrimonia interpreta muy bien su personaje y, aunque su aparición es corta, su presencia se hace notar en todas sus escenas. No me extrañaría que uno de esos dos actores acaben optando al Oscar a mejor actor secundario (aunque dudo que lo ganen, ya que esa estatuilla pertenecerá a Al Pacino por su gran papel en Irishman).

Pero a pesar del gran reparto, la película me ha decepcionado considerablemente. Es cierto que el director busca recuperar esos filmes en los que el realismo sea el principal protagonista, convirtiendo en multitud de ocasiones algunas escenas en obras de teatro. El principal problema lo veo en sus diálogos, ya que en ciertas situaciones las conversaciones son tan largas que el espectador pierde el interés en la trama. Existen casos en los que dichas conversaciones son tan banales que se pierde completamente el hilo de la historia, llegando a resultar interminables. El comienzo del film es demasiado lento, resulta muy difícil engancharse a la trama porque la película se para en situaciones faltas de interés. Pero según va avanzando la película la trama se vuelve algo más interesante, porque el filme decide dar un paso adelante y comienza a desarrollar su historia, aunque siempre acompañada de esos diálogos demasiado extensos.

Historias de un matrimonio ha sido un gran éxito, de hecho se ha convertido en una de las favoritas para optar a los Oscar, pero a mi la verdad no me ha llegado a convencer y creo que no llega al nivel de Joker o Irishman, sin duda  las favoritas para llevarse la estatuilla.

“Buenos días. y por si no volvemos a vernos: buenos días, buenas tardes y buenas noches.”

Alforfones on FacebookAlforfones on Twitter
Alforfones
¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!
Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados! Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar