Upload es una comedia fresca a la que le sobra un exceso de romanticismo

Las semanas pasan y el panorama seriéfilo que antes veíamos como casi infinito poco a poco comienza a hacerse más escaso. A pesar de que cada cierto tiempo siguen estrenándose nuevas series, es muy difícil acertar con esa serie que te enganche o te mantenga pegado a la pantalla en busca de nuevos capítulos. Teniendo en cuenta que cada uno de nosotros tenemos gustos muy variados, los estilos de las series son bastante dispares, podemos encontrarnos desde las típicas historias de amor y romance (las cuales, a pesar de seguir siendo un cúmulo de clichés siguen funcionando), los intentos (muchos de ellos fallidos) por hacer una buena historia de ciencia ficción, las comedias de risa fácil o las curiosas rarezas extravagantes que pueden generar una relación de amor-odio entre sus seguidores. Entre toda esta variedad Amazon estrenó el pasado 1 de mayo una de esas series simples que destaca por su frescura y puede presumir, en ciertos casos, de originalidad.

Upload es una historia sencilla con toques e humor básico que busca hacernos pasar un buen rato, de hecho el reparto no destaca por su talento y la trama en ningún momento brilla por su calidad, pero a fin de cuentas, consigue su objetivo: hacernos reir. Uno de los ganchos más notables de la producción es esa ambientación futurista que en ciertos casos se ajusta a lo que realmente puede llegar esta sociedad. La aparición de una especie de paraíso postmortem intenta dar una vida plena a todos los fallecidos, todo mezclado con ciertos toques que nos resultan muy familiares (un ejemplo muy claro lo podemos ver en la agresiva pubicidad que machaca a los usuarios una y otra vez). El surrealismo es uno de los principales protagonistas del lugar, el cual al no ser real, puede elevarse al máximo  detalle sin ningún tipo de pudor.

Hay que tener en cuenta que si dejamos de lado la originalidad de su ambientación futurista, la cual está muy bien trabajada, la serie no deja de ser una comedia con tintes de romance que nos recuerda a muchas otras producciones que estamos más que acostumbrados a ver en los últimos años. A fin de cuentas, la trama principal acaba basándose en la relación de una pareja repleta de clichés con la única novedad de la situación en la que se encuentran. Su protagonista es interpretado por el actor Robbie Amell, el cual no es santo de mi devoción, ya que anteriormente se dedicaba a hacer papeles muy olvidables idóneos para adolescentes muy poco exigentes. La decepcionante serie The Tomorrow People o su poco interesante papel en Flash como Firestorm son algunos de los trabajos realizados por este todavía mediocre actor, el cual intenta darse a conocer más por su físico que por su talento. Andy Allo, la coprotagonista, es una desconocida que aprovecha su papel, ya que para mi gusto su personaje es mucho más completo que el protagonista.

Con respecto al resto de los personajes, cada uno de ellos procuran dar ese toque extravagante y alocado que les falta a los protagonistas, realmente son la pieza clave que llevan más allá la trama, dándoles un toque original y divertido que en ningún momento pueden ofrecer Robbie Amell y Andy Allo. A fin de cuentas lo más divertido de la serie son los momentos en los que dichos secundarios atraen a los protagonistas hacia unas tramas paralelas que ofrecen frescura a la serie, ya que si dejásemos todo el peso en la trama principal, la serie no dejaría de ser una sitcom más. Curiosamente, los peores momentos de la serie, desde mi punto de vista, son los que protagoniza la pareja protagonista, siempre en busca de lo básico y simple, tratando de dejar de lado la extravagancia que tan bien encaja en esta producción.

No os esperéis una gran serie con Upload, de hecho yo la considero una de esas produccions que uno ve de vez en cuando para despejar la mente y buscar la risa fácil. Si dejamos de lado la ñoña historia de amor que trata de marcar el peso de la trama (algo que no consigue), el extremismo de los secundarios acabará llevando lo que puede ser una serie simple y básica en una locura surrealista.

Alforfones on FacebookAlforfones on Twitter
Alforfones
¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!
Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados! Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar