• Inicio
  • /
  • comedia
  • /
  • El Último Show es un emotivo recuerdo a ese pasado que ya habíamos olvidado

El Último Show es un emotivo recuerdo a ese pasado que ya habíamos olvidado

A la mayoría de nosotros siempre nos resulta interesante saber que fue de todos estos artistas que tuvieron un notable éxito en su momento y que, según iban pasando los años, comenzaron a desaparecer. Estos artistas suelen estancarse, quedándose atrás frente a la aplastante evolución que surge a lo largo de los años. Los tiempos cambian y si el artista no evoluciona acaba estancándose en el pasado, convirtiéndose así en un clásico olvidado. En el mundo de las series se ha intentado recuperar a este tipo de profesionales dándoles una oportunidad en un nuevo género, tratando así de adaptarlos al panorama actual. Allá por el año 2010, David Trueba “resucitó” a un Jorge Sanz que había desaparecido en el mundo del cine; ya nadie se acordaba de él. En la serie ¿Qué fue de Jorge Sanz? Trueba nos muestra de un modo irónico y a la vez trágico el día a día de un actor que trata de sobrevivir cómo puede, intentando sacar tajada de un pasado que poco a poco comienza a ser olvidado. Una serie divertida y original marcada por el buen hacer de su director que demuestra el talento que se le puede sacar a su protagonista si consigues adaptarlo a la época actual (de hecho, desde entonces el actor volvió a trabajar). Este año Aragón TV también quiso recuperar a un clásico ya olvidado que nos hizo reír con aquellos chistes fáciles en los extraños años 90: Marianico el Corto.

Miguel Ángel Tirado creó el personaje de Marianico el Corto allá por los años 80 y alcanzó un notable éxito con No te rías que es peor, uno de esos programas que consiguieron juntar a muchas familias cada mediodía frente al televisor. El programa destacaba por un contenido basado en chistes fáciles que hoy en día no tendrían ninguna gracia, pero en su momento llegaron a hacer reír a miles de españoles. Marianico el Corto era uno de esos humoristas que intentaban hacer reír al concursante con este tipo de chistes y su estilo le mantuvo en lo más alto del humor básico y cañí durante unos años. Pero claro, según iba pasando el tiempo el humor comenzó a evolucionar, convirtiéndose en algo más complejo y elaborado que dejaba atrás a estos personajes de los 90, los cuales mantenían unos chistes de barrio que hoy en día incluso podrían afectar a algunos ofendiditos. En lo que respecta al Marianico, el siglo XXI no fue muy productivo para el cómico aragonés y acabó desapareciendo del mapa (al igual que le pasó al resto de los humoristas de esa época).

El Último Show nos muestra cómo la vida puede tratar a estos profesionales que tan sólo intentan subsistir con pequeños bolos en pequeños pueblos españoles dónde la población destaca por tener una edad avanzada. A diferencia de lo que ocurrió con ¿Qué fue de Jorge Sanz?, en esta serie el drama es el principal protagonista, mostrándonos el verdadero día a día de un personaje olvidado por muchos, un clásico al que los años le han pasado factura y la vejez le está recordando que el éxito se ha quedado atrás. Tan sólo unos pequeños locales tratan de mantener a flote este tipo de humor, pero los años pasan y cada vez más difícil mantenerse firme en el espectáculo. Miguel Ángel Tirado demuestra en esta serie que es mucho más que un personaje de chistes fáciles, en todo momento consigue infundir una notoria tristeza y decadencia al personaje, y en ciertos casos le da un toque a los diálogos que atenúan todavía más su intensidad. Sin duda, todo un acierto darle una oportunidad a este actor, el cual se merece una segunda oportunidad.

Aunque la historia se centra en el humorista, la serie trata de contarnos un poco más las historias de la gente que le rodea, dándole protagonismo tanto a su familia cómo a su representante y consiguiendo crear así una serie que puede dar más matices a la trama, evitando estancarse en el mismo personaje una y otra vez. La tristeza y desesperación de su protagonista puede afectar a ciertos personajes que le rodean y provocar un efecto dominó que en ningún momento parece tener fin.

En definitiva, el Último Show es una serie muy recomendable que nos enseña el verdadero mundo de esos artistas que no supieron evolucionar con el tiempo y se estancaron en una época olvidada por muchos y repudiada por otros tantos. Tal vez el éxito que tuvo la serie ayude a recordar a toda esta gente que se merece ser un poco más valorada.

 

Buenas tardes, Y por si no nos volvemos a ver, ¡buenos días, buenas tardes y buenas noches!

Alforfones on FacebookAlforfones on Twitter
Alforfones
¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados!
Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

¿Friki?¿Quién dijo friki? ¿sólo porque tenga un sable láser, una tardis y la filmografía completa de Clint Eastwood?¡Exagerados! Como bien dijo Clint Eastwood en La lista negra: "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno"

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar